Publicidad

El accidente con la Triumph que quizás nunca existió

El accidente con la Triumph que quizás nunca existió
1 comentario

El otro día leyendo la revista magazine del Club Pont Grup me topé con un precioso artículo que firmaba Carlos de Javier en el que contaba como un accidente de motocicleta en concreto una Triumph Tiger 100s un día de Julio de 1966 en Striebel road llevó a un joven llamado Robert Zimmerman a fracturarse una vértebra del cuello.

Así durante los años de mayor éxito de un joven Bob Dylan, este escapaba de toda esa vorágine, conduciendo a unas 100 mph sobre su Triumph T100 por las reviradas carreteras de los Catskills. Sin duda el accidente en ese soleado día de Julio, pudo cambiar el rumbo de la música y ofrecer una vez más otro joven mártir del rock.

Bob Dylan ha tenido un terrible accidente con su Triumph en Woodstock cuando salía de la casa de su manager. Rotura de una vértebra cervical, numerosas contusiones y varias heridas en la cara
Bob Dylan en moto

Como os podéis imaginar la noticia fue impactante y enseguida estaba en boca de todo el mundo. La causa del accidente no estaba nada clara. Depende a quien preguntaras el motivo era distinto. Según su manager una gran mancha de aceite en el asfalto fue la causante, pero su mujer aseguraba que había sido un fallo en una zapata de freno, aunque el propio Bob Dylan indicaba que un cegador rayo de sol fue el causante del high side que le llevó con sus huesos al suelo.

Pero para terminar de rematar la historia de este accidente, que quizás nunca sucedió. Es que nadie tiene pruebas, nadie encontró el atestado policial del accidente, ningún médico hizo ese día ningún diagnóstico por rotura cervical y en ningún taller de la localidad ser reparó ninguna Triumph T100 del 64. Pero eso sí, todos los compromisos fueron cancelados y Bob Dylan desapareció de la escena durante un tiempo.

La pregunta que flota en el aire, aún en nuestros días, es si fueron capaces de fingir un accidente de motocicleta para tener la escusa perfecta y así poder alejar de la locura diaria de éxito y drogas y rock and roll en el que estaba inmerso.

Vía | Revista Magazine Pont Grup

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios