Compartir
Publicidad

¡Horror! Alguien ha juntado la parte delantera de una moto Boss Hoss con el culo de un Lamborghini

¡Horror! Alguien ha juntado la parte delantera de una moto Boss Hoss con el culo de un Lamborghini
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que en 1990 Monte Warne decidiese crear la empresa de motocicletas Boss Hoss en Dyersburg, Tennessee, varios han sido los modelos de dos ruedas que ha fabricado. Incluso se envalentonó creando triciclos enormes y muy potentes. Utilizó motores V8 de Chevrolet descomunales y, de forma casi milagrosa, los consiguió meter en un vehículo de dos ruedas al que se le podría llamar motocicleta.

Con el vehículo del que hablamos en este artículo, preparado por Boss Hoss en Alemania, la empresa da un paso más (o un salto al abismo) a la hora de crear un vehículo grotesco y con una estética muy singular. Han mezclado nada menos que la parte delantera de una moto Boss Hoss con el trasero de un Lamborghini Aventador.

Un monstruo de 6,2 litros y 445 CV

Boss Hoss Lambo 1

"Damas y caballeros... ya lo tenemos... después de haber dedicado muchas horas a construirlo finalmente lo hemos terminado y entregado... Una Boss Hoss estilo Lamborghini con un motor de 6,2 litros de cilindrada 445 CV. Gracias al dueño por su gran paciencia. Creemos que el resultado está a la vista. ¡Le deseamos que se divierta!" es lo que reza en el mensaje que Boss Hoss Cycles de Alemania colgó en su Facebook junto con varias fotos de esta Boss Hoss Lamborghini Aventador Style, como lo llaman ellos.

Nos hemos puesto en contacto con los alemanes para conocer más detalles de esta creación. Hay muchos elementos especialmente fabricados para esta preparación: utiliza un motor Chevrolet V8 LS3 de 445 CV a 4.750 rpm con transmisión secuencial y automática de cuatro velocidades (y marcha atrás). Para controlar el cambio tiene una palanca en el lado derecho del manillar. En los espejos se pueden ver algunos datos como la velocidad y las revoluciones del motor.

Boss Hoss Lambo 2

Tiene un cortacorrientes oculto (obviamente no nos han dicho dónde está). Las ruedas traseras son originalmente de un Lamborghini Aventador y la rueda delantera está hecha a medida para que coincida con el diseño. Tiene un sistema de suspensiones Air Ride que se puede controlar manualmente y tiene varias posiciones. La horquilla delantera la han hecho a mano. Tiene una cámara de visión trasera y un sistema de navegación integrado. La parte de atrás del Lamborghini es un maletero.

Cuando les preguntamos las partes más difíciles de construir nos aseguran que son demasiadas para ponerlas en una lista, aunque nos detallan el sistema electrónico para el cambio de marchas, la fabricación del chasis o las luces traseras hechas a mano. Está homologado para que sea legal conducirlo en Europa. No están seguros de su velocidad máxima, pero supera los 300 km/h. El escape puede ponerse en dos modos: uno suave y otro "salvaje" como lo denominan sus creadores.

Boss Hoss Lambo 3

Para fabricarlo no utilizaron una Boss Hoss y un Lamborghini y los cortaron por la mitad. La parte trasera del coche la hicieron a mano y de la Boss Hoss solo utilizaron las piezas que les interesaban. Se han necesitado cerca de 1.600 horas para construirlo. El coste total ronda los 200.000 euros. Todo lo que nos han podido decir sobre el propietario es que es suizo y tiene un Lamborghini.

La distancia entre ejes de los triciclos Boss Hoss es de 216 cm así que está preparación con el Lamborghini andará encaminada, su longitud total es de 350 cm, la altura de su asiento está a 75 cm del suelo y su anchura es de 152 cm. Un triciclo Boss Hoss pesa en torno a los 680 kg (desconocemos los kilogramos de esta preparación en concreto).

Boss Hoss Lambo 7

Hemos consultado también por curiosidad los datos de una moto de las que ellos llaman standard: utiliza el mismo motor, un Chevrolet V8, pero esta vez con transmisión semiautomática de dos velocidades y también con marcha atrás. Su peso en orden de marcha es de 484 kg y utiliza en el tren delantero una horquilla invertida de 63 mm. La capacidad de su depósito es de 32 litros (igual que el triciclo) y su autonomía es de 380 kilómetros aproximadamente.

Quizás el pecado de este vehículo esté en combinar estéticas tan diferentes. Un diseño anguloso, elegante y sutil de los italianos frente a un bloque poderoso pero con poco sentido estético de los americanos. Las Boss Hoss son motos que destacan por su presencia a simple vista, pero porque parecen camiones rodantes de solo dos o tres ruedas. Los Lamborghini, sin embargo, son obras maestras de la ingeniería donde se cuida hasta el más mínimo detalle, donde la fibra de carbono aparece hasta donde menos te lo esperas para reducir el peso y conseguir prestaciones únicas.

Boss Hoss Lambo 8

Con este triciclo se pierde el concepto de las inclinaciones en curva y diversión de una moto, pero solo hay que ver el siguiente vídeo para darnos cuenta de que una Boss Hoss es una moto muy distinta a lo que estamos acostumbrados a conducir y donde parece que cuando mejor te lo vas a pasar es en una recta acelerando.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio