Compartir
Publicidad
De humilde ciudadana a maravilla trendy: XTR Pepo Tracker Mk2, o una irreconocible Honda CBF250
Tuning

De humilde ciudadana a maravilla trendy: XTR Pepo Tracker Mk2, o una irreconocible Honda CBF250

Publicidad
Publicidad

Convertir motos desahuciadas en todo lo que nos gustaría tener es simplemente una cuestión de voluntad (ITV al margen, claro). Una moto utilitaria, vieja, simple, pequeña o cualquier otro calificativo aburrido que se nos pueda ocurrir para dejar de montar en ella se difumina cuando pasa más tiempo de la cuenta encerrada en el taller de XTR Pepo.

Una vez más (y ya van... ni se sabe), Pepo Rossel ha vuelto a obrar su magia sobre una modesta Honda CBF250 del año 2004, una moto que podría no decir absolutamente nada a muchos pero que ahora se ha convertido en un compendio de emociones mecánicas mucho más elaborado, complejo y apetecible: un mundo de fantasía llamado XTR Pepo Tracker Mk2.

Una irreconocible Honda CBF250

Xtr Pepo Tracker Mk2 2017 006

Tomando a la pequeña japonesa como punto de inicio, su integridad fue totalmente desmenuzada hasta quedar reducida a un cúmulo infinito de piezas sueltas. A partir de ahí comenzó un proceso de montaje en el que cada elemento fue o modificado o sustituido por uno que cumpliera por una notablemente mejorada función estética sin perder su funcionalidad (en la mayor parte de los casos, otros como el colín ahora monoplaza si que ha renunciado a su practicidad).

La carrocería ahora se compone de un guardabarros delantero de Ducati Monster modificado para anclarse a la estrecha horquilla convencional de la CBF250, el depósito se ha tomado de una Mash 125 (igual que el faro delantero) al que se le ha colocado un tapón Monza, el subchasis se ha modificado por uno de fibra de vidrio hecho a medida por el taller madrileño y se han añadido portanúmeros laterales de aluminio bajo el asiento.

Xtr Pepo Tracker Mk2 2017 007

Para la ocasión, Pintumoto ha rociado su magia en forma de una pintura naranja con copos metálicos con zonas de contraste en negro y bordes blancos a juego con el chasis y el basculante. Un resultado nada discreto, todo hay que decirlo, pero esa es precisamente la misión de esta Tracker Mk2: arrebatar miradas.

Aparte de mejorar su estética con una pintura a juego con el resto del conjunto, el monocilíndrico japonés apenas ha sido modificado. En esta ocasión sólo se ha instalado una batería LiPo más ligera, un filtro de aire DNA de mayor caudal, un escape hecho a mano por Super Mario y un silenciador Spark que tiene que sonar como un cañón de artillería.

Xtr Pepo Tracker Mk2 2017 005

La parte ciclo también ha sido convenientemente actualizada para estar a la altura. El disco de freno delantero está firmado por NG y comandado por un nuevo latiguillo metálico de Frentubo y tanto el chasis como el subchasis se han modificado para su nueva misión y corte más agresivo.

El nuevo asiento tapizado por XTR tira al conductor sobre el depósito hasta llegar a un manillar ancho firmado ahora por Vicma. Los puños son de Goneli y los soportes de las estriberas mecanizadas Puig han sido tomados de una Suzuki Bandit y colocadas en una posición más alta y retrasada. Como consecuencia la posición de conducción es notablemente más agresiva.

Igual viendo resultados así te piensas dos veces deshacerte de esa moto vieja de la que ya te has cansado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos