Publicidad

La Yamaha Tracer 700 se actualiza con mejores componentes, más agresividad y la misma filosofía polivalente

La Yamaha Tracer 700 se actualiza con mejores componentes, más agresividad y la misma filosofía polivalente
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Solvente, ligera, polivalente, fácil de usar, con un toque excitante... La Yamaha Tracer 700 vuelve a la carga en 2020 con los retoques justos y necesarios para mantenerla como una de las opciones más polivalentes del mercado a un precio razonable.

Esta trail intermedia de corte rutero da un paso más hacia la madurez impulsada por la normativa Euro5, pero si algo funciona no hay que tocarlo demasiado, así que en Iwata se han limitado a dar unas pinceladas por dentro y por fuera con el propósito de mejorar lo presente sin volverse locos.

Yamaha Tracer 700: ahora con mejor pisada

Yamaha Tracer 700 2020

La Yamaha Tracer 700 posiblemente haya sido uno de los mayores aciertos de Iwata en los últimos años. Al buen hacer de la Yamaha MT-07 le añadieron un pequeño carenado superior para mejorar la protección aerodinámica y una posición más relajada, consiguiendo una trail agradable, ágil y fácil de usar con la que perderse por cualquier carretera.

Ahora llega la normativa Euro5 y la Yamaha Tracer 700 se renueva para seguir siendo precisamente el mismo tipo de moto a la que es difícil decir que no. Por fuera la carrocería ha sido replanteada para lucir más moderna y atractiva, pero sin alardes ni experimentos extraños. El nuevo faro doble LED es más agresivo sin llegar a ser extremo y sobre él se yergue una pantalla regulable en altura.

De manera conjunta con la nueva aerodinámica se ha incluido un manillar 34 mm más ancho para ofrecer un mejor control de la moto, además de un asiento de nuevo diseño que permiten realizar viajes más largos con menos cansancio. El cuadro de mandos LCD también es nuevo, de aspecto más actual y repleto de información.

Yamaha Tracer 700 2020 1

El corazón de la Tracer 700 va a seguir siendo el laureado bicilíndrico CP2 de 689 centímetros cúbicos con dos cilindros en paralelo y calado a 270º. Los ajustes necesarios para superar la Euro5 no han sido demasiados: ajustes de inyección, una nueva admisión de aire y un escape modificado.

La parte ciclo conserva el mismo eje vertebrador: un chasis tubular de acero alrededor del que se colocan el resto de periféricos, entre los que destaca un basculante de aluminio alargado que lleva a la distancia entre ejes a 1.460 mm (+10 mm) para reforzar la estabilidad.

Yamaha Tracer 700 2020 3

El equipo de suspensiones se ha modificado y ahora la horquilla delantera de 41 mm es convencional pero ajustable, al igual que el monoamortiguador trasero con un tarado específico para las nuevas geometrías de la moto, aportando un comportamiento dinámico más consistente.

Pese a los elementos que se han añadido, el peso final del conjunto se queda en 196 kg en orden de marcha para la Yamaha Tracer 700. Estará disponible a partir del mes de febrero de 2020 en tres colores: Icon Grey, Sonic Grey y Phantom Blue.

Yamaha Tracer 700 2020 2

Yamaha Tracer 700 2020 - Ficha técnica

Motor
Tipo Bicilíndrico en paralelo, 4 tiempos, 4 válvulas por cilindro, DOHC
Cilindrada 689 cc
Diámetro x carrera 80 x 68,6 mm
Compresión 11,5 : 1
Potencia 75 cv a 9.000 rpm
Par Motor 68 Nm a 6.500 rpm
Embrague Multidisco en baño de aceite
Caja de cambios Seis velocidades
Transmisión final Cadena
Parte ciclo
Chasis Tipo diamante de acero
Suspensión delantera Horquilla telescópica ajustable
Suspensión trasera Monoamortiguador con 142 mm de recorrido
Freno delantero Doble disco de 282 mm, ABS
Freno trasero Monodisco de 245 mm, ABS
Rueda delantera 120/70 ZR 17
Rueda trasera 180/55 ZR 17
Dimensiones y pesos
Lanzamiento 24,8º
Avance 90 mm
Longitud 2.140 mm
Anchura 806 mm
Altura 1.290 mm
Altura del asiento 840 mm
Distancia entre ejes 1.460 mm
Altura libre al suelo 140 mm
Peso en orden de marcha 196 kg
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir