Compartir
Publicidad

Kymco Ionex: un ecosistema de baterías intercambiables para 10 nuevos scooter eléctricos en 3 años

Kymco Ionex: un ecosistema de baterías intercambiables para 10 nuevos scooter eléctricos en 3 años
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días Kymco nos anunciaba que en el inminente Salón de Tokyo iban a presentar algo muy gordo. Esperábamos un nuevo scooter pero de momento lo que nos hemos encontrado es un nuevo ecosistema pensado para incentivar el uso y desarrollo de scooter eléctricos; un desarrollo propio consistente en una nueva tecnología de baterías intercambiables.

El proyecto se llama Ionex y consiste en un despliegue de baterías extraibles, con paquees de 5 kg de peso cada uno que se instalan de manera sencilla en el suelo de sus scooter eléctricos. Según el prototipo que ha servido de modelo, el ManyEV, el sistema cuenta con dos baterías colocadas bajo el suelo plano que podremos sacar con sólo pulsar un botón o recargarlas directamente conectando el scooter a la red eléctrica.

Kymco Ionex: 500.000 scooter eléctricos en 3 años

Además de las baterías extraibles, el ManyEV contaría con otro núcleo de baterías fijo colocado bajo el asiento, lo que garantizaría el poderse seguir moviendo aunque las baterías desmontables se agotasen. En total Kymco anuncia una autonomía de hasta 200 km añadiendo baterías en alquiler (80 km sólo con las baterías instaladas) aunque no ha revelado ni los datos de capacidad de ninguna de las baterías (ni fijas ni extraibles) ni los datos de potencia del motor eléctrico que va colocado en la rueda trasera (se rumorea de 3 kW, pero no hay datos en el comunicado de Kymco).

Las ventajas son similares a la idea de Honda presentada recientemente, permitiendo su extracción para llevarlas a casa a cargar en unos puertos específicos o dejarlas en puntos de recarga repartidos por la ciudad donde a cambio podremos recoger otras baterías que estén cargadas.

Kymco Ionex 2

Los puntos de recarga públicos presentados son algo así como murales donde dejas una batería y coges otra, y estarán repartidos según Kymco en lugares estratégicos de las ciudades como núcleos comerciales o grandes centros de trabajo. Para utilizar cada batería bastaría con escanear el código QR que aparece en la parte superior.

Kymco es muy optimista con el planteamiento Ionex y tiene previsto incluir su tecnología eléctrica en no menos de 10 modelos que están por llegar durante los próximos 3 años, además de promover puntos de recarga repartidos en 20 países con la previsión de vender medio millón de modelos eléctricos. Planes ambiciosos, sin duda.

Kymco Ionex 10

La marca taiwanesa ya está en contacto con las administraciones públicas de varios países para llevar a cabo su iniciativa. Ahora bien y como en el caso de Honda y otros planteamientos similares que ya hemos visto referentes a motos eléctricas, no parece demasiado práctico que cada marca desarrolle su propia manera de gestionar puntos de recarga en lugares públicos.

Seguro que lo recuerdas, pero hace no demasiado cada teléfono móvil tenía un cargador diferente. Cada marca desarrollaba su sistema que incluso variaba entre modelos; con el paso de los años se ha ido estandarizando hasta encontrarnos con una uniformidad. ¿No sería mejor que las marcas de motos trabajasen en sistemas homogéneos?

Kymco Ionex 6

Al fin y al cabo los beneficios serían para todos: Los consumidores podrían tener acceso a una red de intercambio de baterías infinitamente más amplia, además de facilitar la barrera de entrada psicológica de "los vehículos eléctricos son complicados", algo que beneficiaría a las marcas al abrirse a un público más amplio y facilitar las negociaciones con los entes públicos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio