Publicidad

Noticias de Johammer J1 en Motorpasion Moto

Seguro que en cuanto habéis visto la foto os habéis preguntado: ¿qué mi madre es esto? (leído con acento asturiano). Pues este bicho tan raro es la Johammer J1, un modelo que nace en Austria de la mano de su fundador, Johann Hammer Schmidt, al que le surgió la idea después de desarrollar un plástico reciclado para la automoción que finalmente no fue recogido por el cliente. En la Johammer J1 nada es convencional. Ni sus formas, ni su chasis, ni nada. Para empezar ya vemos que no cuenta con horquilla convencional delante, lo que podría hacernos pensar que el chasis es de tipo Omega, lo más común en motos con este tipo de suspensión. Pero como aquí no hay motor al que abrazarse, el chasis de alumino se une en la parte central en una especia de bandeja donde se alberga la batería y sobre el que se coloca la carrocería. Si pensamos un poco en cómo está construida, no es difícil hacernos a la idea de que el centro de gravedad esta muy bajo. Algo que ademas se acrecienta con la ubicación del motor, síncrono de imanes permanentes a la rueda trasera que además incorpora toda la electrónica necesaria para su gestión. En total es capaz de proporcionar 11 kW, lo que vienen a ser aproximadamente los mismos 15 cv que encontramos en una moto de 125 cc pero con un par motor mucho mayor, 220 Nm. Las baterías (disponibles en tres capacidades diferentes dependiendo de la autonomía que necesitemos) son todas de iones de lítio. Lo mejor es que incluye el cargador de recarga, tanto el normal de 3 kW como el opcional de 8 kW para hacer las cargas más rápidas, que también puede ser instalado a bordo evitando tener que ubicarlo en cualquier otro lugar. Johammer J1, prestaciones y datos técnicos Como decíamos, la Johammer J1 cuenta con la posibilidad de instalar tres baterías diferentes en función de la autonomía total con la que queramos contar. Podemos elegir capacidades de 6,8 kWh, 8,3 kWh o 12,7 kWh. En todos los casos, la velocidad máxima está limitada electrónicamente a los 120 km/h. El modelo de acceso a la gama es la Johammer J1.100 (batería de 6,8 kWh). Su autonomía máxima es de 100 km y para la recarga, conseguimos recuperar el 80% de la autonomía tras dos horas o bien con el cargador rápido en 50 minutos. El peso total del conjunto es de 159 kilos. El siguiente escalón es la Johammer J1.150, con el mismo peso pero con una autonomía total de 150 kilómetros gracias a la batería de 8,3 kWh, la cual recupera el 80% de su energía en dos horas y media o una hora con el cargador rápido. Por último, con la Johammer J1.200 nos vamos hasta los 200 km de autonomía. Pesa 19 kilos más, 178 kilos y el tiempo de recarga es de 3,5 horas (80%) o 80 minutos con el cargador rápido. En todos los casos y para permitir recuperar energía en las frenadas, la Johammer J1 cuenta con sistema de frenada regenerativa además de sendos discos de 300 mm de diámetro con pinzas de doble pistón. El asiento, monoplaza, está ubicado a 650 mm de altura, lo que la hace una moto muy baja. Tiene una longitud total de 2.200 mm y 814 mm de ancho con 1.455 mm de distancia entre ejes. Llama la atención la ubicación del cuadro de instrumentos, que se reparte en sendas pantallas ubicadas en los espejos retrovisores. Los espejos a su vez, por la parte de detrás, hacen las veces de luces de posición gracias a unos LED dispuestos de forma circular. El precio de la Johammer J1 de la que en principio se fabricarán 50 unidades no va a ser demasiado asequible ya que parte de los 20.000 euros para la Johammer J1.100 y llega hasta los 25.000 euros para la Johammer J1.200. El precio de la intermedia es de 23.000 euros. Un saludo a Rodrigo, que también le había echado el ojo y nos lo mencionó. [[gallery: johammer-j1]] Más información | Johammer Vía | Motorpasión Futuro

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios