Compartir
Publicidad
Publicidad

Moto22 en la competición: la moto (1/4)

Moto22 en la competición: la moto (1/4)
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy, en un nuevo capítulo de Moto22 en la competición, os voy a presentar la moto con la que disputo la Copa Rodicar 2008. La susodicha en cuestión es una KTM 450smr 2008. La producción de motos con destino a la competición, se fabrican con cuentagotas y el número de unidades destinadas a cada país tiene una cantidad fija. Una vez fabricadas y distribuidas, resulta imposible conseguir una. Gracias a mi amistad con el concesionario oficial de KTM en Asturias, así como la intervención del concesionario de Bilbao, pude conseguir una, allá por el mes de Junio, cuando todas estaban vendidas ya a particulares o concesionarios.

La primera KTM 450 con especificación SMR (Supermoto Racing) se introdujo en 2004, para hacer frente por parte de la marca austriaca a otras motocicletas europeas y japonesas. Es bueno recordar, que KTM ya disponía de un motor de 450 entonces, pero no dejaban de ser motos convertidas desde las disciplinas camperas al asfalto. Así, ya existían las denominadas SX y EXC (Supercross y Endurocross City respectivamente), que después de una preparación en la parte de ciclo, podía disputar pruebas en esa disciplina.

KTM, aprovechando su conocimiento en las motos de campo, acertó plenamente con la primera SMR que fabricó, apareciendo en los primeros puestos de todas las competiciones que disputaba ya en el primer año. La diferencia, entre la 2004 y la 2007 no iba mucho más allá de las meras mejoras que se iban introduciendo año a año en el motor y suspensiones a medida que las unidades eran probadas en competición. Hasta ese año, KTM disponía de dos motos para las dos categorías de SM2 (motores de más de 450cc) y SM1 (motores de hasta 450cc). Así, era posible adqurir la 450smr anteriormente descrita o bien la KTM 560smr.

KTM 450smr 2008

Para los ojos un poco entendidos en el mundillo de las motos de campo, la anterior foto les llamará mucho la atención. Una de las principales novedades introducidas este año por KTM en todos sus modelos, es el arranque eléctrico y, por lo tanto, la ausencia de la clásica pata de arranque. Debajo del asiento, y tras el airbox, está situada la batería, y junto al puño derecho, un botón de arranque igual al de paro acostumbrado a ver en estas motos. Los ojos entendidos también se preguntarán, para que sirve entonces el gatillo del descompresor situado encima de la maneta del embrague, y es que ya no es el descompresor, sino el tirador de la puesta en marcha en caliente. Anteriormente, los tiradores para el arranque en frío y caliente se encontraban a la izquierda, debajo del depósito, al lado del tornillo de regulación del ralentí. Al disponer del arranque eléctrico, y para facilitar la puesta en marcha nuevamente del motor, es posible accionar con el índice de la mano izquierda este gatillo mientras pulsamos el arranque con el pulgar de la mano derecha.

Otra de las principales novedades, es la incorporación de serie, de un embrague antirebote tipo APTC (Adler Power Torque Clutch), similar al empleado en Ducati, que basa su funcionamiento en dos helicoidales en baño de aceite que gestionan en todo momento el par de empuje destinado a la rueda. Su funcionamiento es fantástico y, lo que también es muy importante, consigue un tacto de maneta muy blando, ideal para evitar la fatiga en la mano izquierda en circuitos que requieran la utilización exhaustiva del cambio. Así mismo, dispone de dos curvas de encendido programadas en fábrica en la memoria de la centralita. Para cambiar entre una y otra (mejor tracción o mejores prestaciones), lo único que hay que hacer es desenchufar un conector situado delante del depósito de combustible. Un gran avance para modificar la forma de entregar la potencia en condiciones de poco agarre.

Por último, en la rueda delantera utiliza un neumático de 16.5 pulgadas. Si, si, habéis leído bien; la rueda es de dieciséis pulgadas y media, idéntica a la usada en MotoGP. La medida de la cubierta es de lo mas curiosa (y curioso es el precio, ya os lo digo yo), pues son 125/80R420 o lo que es lo mismo, 125/80/16.5.

En el siguiente capítulo nos centraremos en la parte de ciclo (suspensiones, frenos y dimensiones). Además, os dejo con una pequeña galería. Seguro que os surje alguna duda al verla, así que no dudéis en preguntar.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos