Compartir
Publicidad
Publicidad

Michel Fabrizio hace de profeta en su tierra

Michel Fabrizio hace de profeta en su tierra
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

No diremos que las carreras de Superbikes tienen algo especial porque ya sería repetirnos mucho, pero contrastando con el moderadamente aburrido GP de España de Fórmula 1 creo que esta vez hemos tenido emociones para rato. El WSBK se desplazaba a Monza, una pista en donde creo que siempre hay lucha, velocidad y emoción y que esta vez tampoco defraudó.

Michel Fabrizio logra su primera victoria en el campeonato y se convierte en el protagonista del post, además de haberla conseguido frente a un "desgraciado" Ben Spies que no tuvo tanta suerte como Felipe Massa y se quedó sin combustible a escasos metros del banderazo. La carrera tuvo que tener dos salidas por un espectacular y peligroso accidente que tuvo como protagonistas a Tamada, Hill, Corser, Neukirchner y Roberts, vimos cómo le pasaba a Corser una de las motos por la cabeza (yo creo que se llevó un buen golpe más que rozarle, como decían los comentaristas, pero bueno), trozos por el suelo y un balance bastante ligero, ya que el peor parado fue Neukirchner con rotura de fémur (uf). Eso si, buena ración de susto para todos.

Ben Spies iba a por la quinta después de haber hecho lo propio con la superpole, pero la mala fortuna quiso que su ración de combustible se terminase en la parabólica de la última vuelta (última curva, última vuelta, hay que ver). Esto tiene menos delito que lo de la f1 (y ya no meto más cuñas).

Una pena para él, pero la contrapartida es el doblete del equipo Fabrizio-Haga, por un lado primera victoria para el italiano y también buena ración de valiosos puntos para el japonés, líder de la tabla y que cuanto más lejos deje a Spies, más respiro tendrá porque el americano es de los que no da opciones.

El tercero podría haber sido Max Biaggi, el que lleva la Superbike más rápida de la historia, pero fue penalizado con 20 segundos por cortar una chicane y el tercer peldaño del cajón fue a parar a Kiyonari que hizo un gran papel teniendo en cuenta la salida que hizo.

Los nuestros, bueno, Rubén Xaus hizo un papelón metiendo la BMW S1000 RR en séptima posición, a unos 19 segundos de la cabeza y Carlos Checa fue noveno. Este no es el año de Carlos la verdad, tan bien que pintaba en 2008 y vemos cómo hay que seguir trabajando con la Honda para quedar más adelante.

Foto | WorldSuperbike

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos