Compartir
Publicidad

Los circuitos que crean la armada británica

Los circuitos que crean la armada británica
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cómo es posible que salgan tantos pilotos buenos de un país con unas condiciones climatológicas tan adversas? Quizás, los culpables sean los circuitos en los que corren campeonatos tan ilustres como el BSB- British Superbikes -. Este campeonato es el mejor escenario para promocionar los trazados británicos.

Lo más seguro es que ya los conozcas o que los hayas visto sin darte cuenta. Muchas de las fotos que circulan por la red que llaman la atención por ser realmente impresionantes están tomadas en uno de los cambios de rasante más radicales que podamos encontrar en un campeonato de velocidad de nivel nacional. A continuación, descubrimos los dos circuitos que creo que muestran la esencia de la competición anglosajona.

Bajada tras la primera curva en Brands

Brands Hatch

Empecemos por la primera parada que hace el BSB, Brands Hatch en Swanley. En él existen dos trazados distintos; Indy y Grand Prix, siendo el primero el más corto. Centremonos en el Grand Prix pero más que enseñar el trazado o dar datos y números quiero hacer hincapié en los puntos más característicos. Cuando algunos decimos que ir en moto es como ir en una montaña rusa pero con mucha más libertad no sabemos hasta que punto ese símil se puede hacer realidad.

Tercera curva de Brands Hatch

Si es la primera vez que pisas el asfalto de Brands Hatch y “te emocionas” la primera curva del trazado te puede dejar el estómago tocado para el resto del día. Una curva a derechas en una bajada que quitaría el hipo a más de uno y que hace que las suspensiones trabajen al máximo cuando llega la hora de subir otra vez. Esa es la tónica que vamos a encontrar durante todo el trazado, curvas en su mayoría muy rápidas y con constantes cambios de rasante. Lo más parecido que vas a encontrar en nuestro país creo que es el Dragon Khan de Port Aventura.

Es un circuito bastante corto y sin apenas una recta en la que puedas descansar lo que lo convierte en uno de los más exigentes fisicamente. Junto con el circuito que viene a continuación, Brands Hatch es una de las carreras más esperadas del BSB.

The Mountain de Cadwell Park

Cadwell Parkk

¿Te suenan este tipo de fotos? Estoy completamente seguro de que lo has visto, al menos, una vez en la vida. El que, para mí, es el circuito más espectacular de la isla, Cadwell Park. Creo que es el único trazado en el que las motos vuelan y los pilotos hacen honor a su nombre. La zona que veis en la foto se llama “The mountain”, nombre bien elegido, y es concretamente la curva 12 de este trazado cercano a Lincolnshire donde vemos uno de los saltos más fotografiados en el mundo de la moto.

Si seguimos con la comparación con una montaña rusa, el circuito la superaría. No sólo tú eliges por donde vas sino que además estás unos metros en suspensión sin nada que te ate al suelo salvo la propia gravedad. Pero además, tras el salto, le siguen 4 curvas enlazadas que pasan por mitad del bosque como si de una carretera cualquiera se tratara dando un ambiente distinto y peculiar a la carrera.

Curvas enlazadas de Cadwell Park

Lo malo de este tipo de circuitos tan espectaculares es que en ocasiones espectáculo suele significar mucho más riesgo. El actual piloto de Aprilia en SBK, Leon Camier, sufrió el accidente más grave de su carrera en este circuito. Era el año 2007 cuando esta joven promesa comenzaba a llamar la atención luchando con gente como Sykes, Kiyonari, Rea o Haslam. Aquel domingo en Cadwell, al llegar al famoso salto del circuito ocurrió lo siguiente.

Creo que queda claro que los circuito británicos no son precisamente simples y que si a su complejidad le añadimos el asfalto normalmente húmedo podemos asegurar que los pilotos que llegan de la cantera no son precisamente gente delicada a los que les molesten cuatro gotas.

Te animo a que asistas a una de estas dos carreras del BSB si haces algún viaje a Reino Unido, las entradas son gratis para niños menores de 13 años y los adultos podemos pasar por poco más de diez euros. Una característica más que hace especial a la mayoría de los circuitos de este tipo es que están emplazados en colinas y valles lo que supone unas praderas que hacen la función de gradas a la perfección. Menos mal que les dio por hacer circuitos y no por rodar más temporadas de La Casa de la Pradera.

Fotos vía | Double Red ; Chris Martin ; Roy Cross

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos