Publicidad

Sin casco, hablando por el móvil y saltándose un semáforo... ¿alguien da más? Pues sí

Sin casco, hablando por el móvil y saltándose un semáforo... ¿alguien da más? Pues sí
7 comentarios

Publicidad

Ya conocemos de sobra las normas más básicas que debemos cumplir cuando vamos encima de una moto, ¿verdad? Pues os podéis ir preparando para ver como un ciudadano francés se las pasa absolutamente todas por el forro, ejem... Y es que la policía francesa, concretamente del pueblo Sotteville-lès-Rouen, paró a un hombre que bien parecía estuviera protagonizando una desmadrada comedia. Todo comenzó cuando se percataron de que el individuo en cuestión iba conduciendo su scooter sin casco, mientras hablaba por el móvil y se saltaba de paso un semáforo en rojo en una intersección.

Con esto ya habría más que suficiente para empapelar al amigo, pero esto no había hecho más que empezar, ya que tras perseguirle y alcanzarle, nuestro protagonista no pudo proporcionar ningún documento que demostrará la propiedad de la Suzuki Burgman 125, que era la moto en cuestión que conducía. Algo normal si tenemos en cuenta que había sido robada unos días antes cerca de París, a unos 120 kilómetros de donde se encontraban. No está de más añadir que en la mochila que llevaba se le encontró un ordenador igualmente robado. Vamos, un figura.

A estas alturas ya estaréis con las manos en la cabeza, pero no, esto no ha acabado, porque queda la guinda del pastel. ¿Os la podéis imaginar? En efecto, nuestro querido muchacho (ya le tenemos cariño) también iba borracho, faltaría más. Y es que debió pensar que si algún día lo pillaban, tenía que ser a lo grande, nada de tonterías y mala suerte...

Vía | Autoevolution En Motorpasión Moto | En mocasines, a 80 por hora y enviando sms por el móvil sobre su Ducati Monster

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir