Motos que se conducen solas. Parece que Honda está trabajando en la conducción semi-autónoma

Motos que se conducen solas. Parece que Honda está trabajando en la conducción semi-autónoma
5 comentarios

La conducción autónoma es ya una realidad en los coches. Pero, ¿cobra sentido en las motos? Lejos del uso deportivo que muchos usuarios dan a la moto, otros tantos la conciben como un mero medio de transporte, una forma más de desplazarse, o buscan en ella un elemento de viaje cómodo y hábil que no sea un coche. Eso puede dar pie a instalarlo en las motos, pero nunca bajo un sistema totalmente autónomo por las imposibilidades obvias.

Bajo una premisa similar se puede entender el sistema inteligente en el que está trabajando Honda, una conducción ‘semiautónoma’ que, a la postre, es un paquete de ayudas extendidas al piloto y que guarda mucha correlación con el de los coches totalmente autónomos, salvando las diferencias físicas.

Muchas tecnologías que ya existen darían forma al nuevo sistema asistido

Honda Radar 3 2022

Honda ha presentado una patente que abre el camino para los sistemas semiautónomos en el pilotaje de motos, a través de una combinación de ayudas que se compenetran. Un compendio de varias tecnologías ya presentadas por los japoneses en ocasiones anteriores, como la Riding Assist (2017), tal y como ha revelado Motociclismo Italia.

Bajo la base de lo que parece una moto trail se equipan un conjunto de sistemas que ya habíamos visto con anterioridad. Apreciamos la presencia de cámaras, un radar, un GPS, sistemas de comunicación vehículo a vehículo y un sensor LiDAR, cuyo trabajo es crear una imagen 3D de todo lo que rodea a la moto para actuar en consecuencia.

Honda Radar 2 2022

Sin embargo, ninguna de esas opciones permitiría la conducción autónoma. Para ello, se especifica que habrá una dirección asistida electrónica combinada con una unidad de control que sería capaz de “reaccionar” en función a la información recibida por todos los otros sistemas y ayudas. O, lo que es lo mismo, una dirección automática.

Entre esos sistemas encontramos el Riding Assist que Honda presentó en 2017, una tecnología que era capaz de equilibrar la moto automáticamente sin necesidad de que el piloto interviniese, similar a lo que ha presentado Yamaha en este último año. La Riding-Assist-e fue directamente el prototipo que hacía gala de mantener la verticalidad incluso parada.

Honda Radar 4 2022

Poco después, en 2020, presentaron la patente de moto con radar y dirección asistida, que controlaba automáticamente la dirección, aceleración y frenado automático a través de un servomotor que lo conectaba a la horquilla, y que intervenía también en los frenados y acelerador, manipulando, además, el control de tracción y ABS.

Ahora todas esas patentes que se fueron filtrando con cuentagotas parecen tomar forma, al unísono, bajo un único sistema (que no moto). Aunque se plantean cuestiones sobre cómo podría afrontar el sistema un frenado de emergencia sin eyectar al piloto que podría no estar agarrado al manillar o posicionado en el asiento, eyectándolo hacia el asfalto.

Temas
Inicio