Compartir
Publicidad

Esta desafortunada campaña es el resultado de anteponer los prejuicios contra las motos a la concienciación

Esta desafortunada campaña es el resultado de anteponer los prejuicios contra las motos a la concienciación
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"El transporte público nos da más". Bajo este título se ha presentado una nueva campaña de l’Associació per la Promoció del Transport Públic y respaldada por el Área Metropolitana de Barcelona, el Ayuntamiento de la Ciudad Condal y la Diputación de Barcelona, así como otros organismos privados.

En esta iniciativa se intenta defender e incentivar al transporte público como solución de movilidad sostenible, algo que nos parece perfecto, pero por el camino han decidido que era buena idea tirar de tópicos sin mucho conocimiento y atacar de forma injustificada a las motocicletas.

"Más seguridad vial"

Campana Transporte Publico Barcelona1

En este poco afortunado dibujo se comparan dos usuarios: uno viaja en tren con una sonrisa de oreja a oreja mientras que el otro, un motorista, aparece con un ojo morado, la cara magullada y un brazo escayolado y en cabestrillo. Una receta que se repite también en una comparación similar entre usuarios de coches y del autobús.

Esta inocente imagen es todo un error de libro en el que se intenta ensalzar al transporte público a través de comunicar una imagen lesiva, peligrosa y peyorativa de los usuarios de motocicletas. De nuevo recalcamos que la defensa del transporte público es legítima y uno de los medios de transporte más eficientes, pero no a través de la desligitimación de otros colectivos.

La Asociación Nacional de Empresas del Sector Dos Ruedas (Anesdor) ha querido dejar clara su postura con respecto a esta campaña a través de un comunicado de prensa que comienza por un duro "estamos profundamente indignados", en referencia clara a la imagen negativa y poco ajustada a la realidad que la campaña ofrece sobre el uso de las motocicletas.

Campana Transporte Publico Barcelona2

Según Anesdor en Barcelona se realizan 320.000 desplazamientos diarios en moto o ciclomotor, sumando un total del 49% de los desplazamientos motorizados. Las motos en Barcelona suman un 31% del parque total de vehículos y los datos ofrecidos por Anesdor indican que son responsables de tan solo el 4% de los óxidos de nitrógeno (NOx) y el 1% de los dióxidos de nitrógeno (NO₂) emitidos.

El papel de la motocicleta como solución de movilidad privada es fundamental en una ciudad como Barcelona y atacar su uso a través de los prejuicios no ayuda a nadie. Sí es cierto que un porcentaje considerable de los fallecidos en accidente de tráfico iban en moto, pero hay que señalar que de entre ellos que entre el 65% y el 75% de los casos la culpa fue del vehículo contrario y no de la motocicleta.

En lugar de estigmatizar a la motocicleta habría que invertir en Seguridad Vial. La solución a la movilidad no es culpar al resto de vehículos sino presentar alternativas y que el usuario utilice las que mejor se ajusten a su uso, pero desde un punto de vista de la concienciación y menos cuñao.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio