Compartir
Publicidad
Publicidad

Prueba de la Kymco Grand Dink 125 (3/3)

Prueba de la Kymco Grand Dink 125 (3/3)
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Grand Dink de Kymco está disponible con motores de 125 y 250 centímetros cúbicos, pero en moto22 hemos preferido probar la versión del octavo de litro que es la que representará el grueso de las ventas en nuestro país. El pequeño motor de cuatro tiempos y 125 centímetros cúbicos, desarrolla 11,4 caballos según declara Kymco, una potencia que a primera vista podría parecer un tanto escasa para mover los 155 kilos que pesa, pero la verdad que es más que suficiente para una moto que principalmente está pensada para circular por ciudad, permitiéndonos hacer alguna pequeña incursión por circunvalaciones y vías de más velocidad si es necesario.

La potencia máxima la entrega a 8.250 revoluciones por minuto, y la curva es progresiva desde abajo, sin baches de ningún tipo. La respuesta al acelerador es casi instantánea, permitiendo salir con fuerza de los semáforos sin quedarnos atrás respecto al resto de usuarios. La aceleración constante hace que en poco tiempo estemos rodando a velocidades muy superiores a las permitidas en ciudad, y aunque Kymco anuncia una velocidad máxima de 108 kilómetros por hora para la Grand Dink 125, lo cierto es que no es complicado ver en el velocímetro la aguja pasando los 125 kilómetros por hora.

KymcoGrandDink125

La baja rumorosidad es otro de los puntos fuertes del motor de la Grand Dink 125, ya que el pequeño 4 tiempos es muy silencioso, algo cada vez más necesario viendo el número de motos que ruedan por nuestras ciudades. Además el consumo de combustible es muy reducido, y Kymco se atreve a anunciar un consumo medio de solo 3,4 litros cada 100 kilómetros, lo que unido a un depósito de combustible de 10 litros de capacidad nos permite obtener una autonomía superior en algunos casos a los 200 kilómetros.

KymcoGrandDink125

Las llantas de la Grand Dink son de 12 pulgadas, un tamaño bastante pequeño para una moto de sus dimensiones. A pesar de ello la estabilidad del conjunto es buena gracias a la horquilla delantera de 80 milímetros de recorrido y al doble amortiguador trasero que tiene 65 milímetros. Ambas suspensiones son firmes pero sin llegar a ser incómodas. Los baches los absorbe con bastante soltura a pesar del tamaño de las llantas, y es que las suspensiones tienen el tarado perfecto que combina confort y buena estabilidad.

KymcoGrandDink125

El equipo de frenos está formado por dos discos, el delantero de 220 milímetros de diámetro y el trasero de 200. El tacto de las manetas es bueno y no es necesario apretarlas demasiado para que las pinzas empiecen a morder los discos con fuerza.

Continuará...

Más en Moto22 | Prueba de la Kymco Grand Dink 125 (1/3) ;Prueba de la Kymco Grand Dink 125 (2/3)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos