Compartir
Publicidad
Publicidad
Disfruta con la magia de la resistencia, así es hasta el último tornillo de las Yamaha del EWC
Resistencia

Disfruta con la magia de la resistencia, así es hasta el último tornillo de las Yamaha del EWC

Publicidad
Publicidad

Es más que probable que, al igual que la inmensa mayoría de nosotros, nunca te subas a una moto de resistencia oficial y ni siquiera llegues a estar en presencia de una de ellas. ¿Por qué? Pues por la sencilla razón de que no levantan la misma pasión que otras competiciones pese a gozar de un aura místico que no encontramos en ninguna otra disciplina.

De nuestra visita a las instalaciones de Yamaha Racing en Italia nos hemos llevado muchos recuerdos y algunos los hemos compartido ya con vosotros, pero si hay algo que nos ha llamado la atención es la infinidad de detalles que esconden las motos de resistencia. Las Yamaha YZF-R1 de los equipos oficiales GMT94 y YART para el EWC son al mismo tiempo muy parecidas aunque ni mucho menos iguales. ¿Las diferencias?

Misma moto, dos evoluciones para ganar en el EWC

Yamaha Asientos

Si las miramos desde lejos, sí, ambas son Yamaha YZF-R1 parecidas a las que podemos encontrar en los concesionarios y repletas de chucherías, pero cada equipo ha seguido una línea de desarrollo completamente distinta. Para ofrecer a sus pilotos las motos más competitivas el YART y el GMT94 emplean materiales tan dispares como atractivos.

Depositos

Cada pieza de estas dos R1 es distinta a la otra, pero tienen el mismo objetivo: ganar en el EWC y arrebatar el título a Suzuki

Ni siquiera la carrocería es la misma. Si te fijas, ambos subchasis son totalmente distintos, con colines de una pieza que ni se parecen entre ellos ni con respecto a la moto de serie. Mantienen las líneas generales pero son estructuras más resistentes y que se pueden cambiar con mayor rapidez en caso de resultar dañadas.

Hasta los anclajes para atornillar al subchasis son diferentes, y de hecho los propios subchasis son como la noche y el día, manteniendo la rigidez de la parte trasera y alojando parte del combustible con soluciones muy dispares. El depósito también es muy diferente, con los huecos para las piernas resueltos de dos formas opuestas.

Yamaha Cuadro

Continuando nuestro viaje hacia delante, la zona del cuadro de mandos vuelve a ser como la noche y el día. Tijas, suspensiones, depósitos... hasta el cuadro de mandos es diferente. Ambos son completamente digitales y repletos de toda la información que pueda necesitar un piloto de resistencia. Destaca en la moto del GMT94 una araña anclada a la pipa de dirección para aportar un extra de resistencia a la parte superior del carenado.

Yamaha Shifter

Saltamos a la parte inferior y pese a que ambas monturas equipan el mismo motor y mismo chasis, cada una cuenta con un reenvío diferente para el cambio de marchas (uno vertical y otro muy horizontal, ambos con quickshifter), una electrónica con cableado distinto, soportes de las estriberas, estriberas y mandos que difieren absolutamente en todo.

Yamaha Tren Delantero

Teniendo en cuenta las limitaciones del reglamento del Endurance World Championship, en el tren delantero ambas motos comparten el sofisticado equipo de frenos Brembo con discos flotantes de 320 mm, pero suspensiones, llantas, latiguillos de freno de conexión rápida y hasta la telemetría varían enormemente de una moto a otra. Hasta las gomas: Dunlop para el GMT94 y Bridgestone en el YART.

En definitiva, dos motos que a ojos poco experimentados pueden parecer lo mismo, pero que no lo son ni mucho menos. Te animamos a que descubras estas completas galerías y continúes buscando las diferencias por ti mismo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos