Publicidad

Chak Molot, en busca de la máxima seguridad activa y pasiva para las motos

Chak Molot, en busca de la máxima seguridad activa y pasiva para las motos
2 comentarios

Si hacemos memoria, nos daremos cuenta que el último sistema de seguridad que se ha aplicado a la seguridad ha sido el nuevo Bosch MSC que permite la frenada en curva evitando el deslizamiento de las ruedas o que la moto tienda a levantarse como suele ocurrir. Pero ahí se acaba todo. Sin embargo, tenemos en el otro lado de la balanza los automóviles, con sistema de detección de ángulos muertos, frenado automático, control de crucero, etc. Pero, ¿y si añadiésemos todo eso? Pues tendríamos la Chak Molot.

La Chak Molot se trata de un prototipo realizado por el diseñador ruso Igor Chak (sí, ruso, del mismo sitio donde esos vídeos rarunos de accidentes) mediante su empresa Chak Motors. Partiendo de una Honda CBR1000RR, o mejor dicho, de su motor y de su chasis, ha creado la moto más segura del mundo en cuanto a sistemas de seguridad activos y pasivos.

Chak Molot: ¿será así la moto del futuro?

Chak Molot

Los principales problemas que podemos considerar para que se incluyan actualmente estos sistemas son varios. Desde el coste, al desarrollo específico o el peso de todas las centralitas y electrónica necesaria para disponer de ellos. Sin embargo la Chak Molot parece haber resuelto en un principio todos ellos. Bueno, lo del precio igual de momento, no.

Llama la atención su carrocería, fuera de lo convencional ya que es muy angulosa y con un subchasis que literalmente flota en el aire. Esta es una de las características estéticas que más nos ha llamado la atención y de las más bonitas que se puede ver en una moto actualmente.

Empezamos porque todas las luces utilizadas son de tipo LED, para maximizar la iluminación y minimizar el consumo. Cuenta con el avanzado sistema C-ABS que monta de serie la Honda al que se le ha añadido un frenado automático gracias a los radares de proximidad montados en el frontal del carenado.

Chak Molot

Si detecta un obstáculo delante y calcula que estás aplicando los frenos a tiempo, enciende un testigo luminoso y da una vibración en el manillar. Si no se actúa inmediatamente, vibra más fuerte y por último, aplica él frenos para evitar la colisión. Es muy similar a los utilizados en los automóviles.

En el colín cuenta con detectores de ángulo muerto. Si se realiza un cambio de carril con un vehículo situado detrás de nosotros en una posición muy próxima, enciende una luz en el espejo retrovisor y aplica vibraciones en el manillar para que se aborte la maniobra. De igual forma, si nos cambiamos de carril sin usar el intermitentes, también vibra para avisarnos.

También, está el sistema giroscópico montado en el interior que permite actuar el control de tracción y evitar que tengamos una caída por falta de agarre en la rueda trasera. Y como buena moto rusa, cámara frontal y trasera en HD que graban todo lo que está ocurriendo tanto si está en movimiento o estacionada.

Chak Molot

Toda la información es almacenada en una caja negra colocada en el colín a la que te puedes conectar para descargar las imágenes. Además está protegida contra el borrado ya que la grabación la hace en bucle pisando las imágenes anteriores después de haber utilizado todo el espacio.

Lógicamente ahora es cuando los supuestos puritanos dirán que esto ya no es conducir una moto con tanta tecnología, que se pierde el espíritu y no sé cuántas más sandeces. Pero es que, en la carretera te juegas la vida si cometes un error. Los experimentos en circuito. Ahí te coges tu RD350 con chasis de alambre y parte de ciclo de bicicleta y te haces unas risas.

Vía | Soymotero

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios