Compartir
Publicidad

Lo más destacado del 2008, según Pau Vidal

Lo más destacado del 2008, según Pau Vidal
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Y finalmente, aunque con un poquito de retraso (las campanadas me pillaron en algún punto indefinido de carretera en los USA y ahora os escribo desde un bar en Washington DC) como mis compañeros os hago llegar mi opinión personal de lo más destacado del año 2008 en el mundo de la moto. Dado el retraso (no me lo tengáis muy en cuenta), resulta que casi todos mis compañeros editores de Moto22 ya han hecho sus crónicas y para evitar repetirme, he hecho un poco de trampa. He cambiado "lo mejor" por lo "más destacado", y eso me ha permitido incluir algunas cosas no tan positivas que también han pasado en el 2008.

He intentado seleccionar algo así como "estampas" para hacerlo más fluido, concreto y ameno. A ver qué os parece. Aquí van los diez acontecimientos (por aquello de que el número sea redondo) que creo que han sido los más destacados durante el año, aunque el orden no tiene más valor que el de ordenar más o menos temáticamente los elementos.

Si comenzamos por MotoGP, creo que hay acuerdo general al resumir la temporada en unos segundos: el espectacular adelantamiento de Rossi a Stoner en el sacacorchos de Laguna Seca. Increíble. No sé cuantas veces lo habré visto en el vídeo. La determinación, fuerza y energía demostrada por Rossi en recuperar el título quedo clara y nada ni nadie se pudo oponer a ello durante el año.

Todavía en MotoGP, también quiero destacar los podios de Pedrosa y Lorenzo a principio de temporada. ¡Qué felices nos las prometíamos en abril! El eco de las actuaciones de principio de temporada de ambos nos hacían soñar a todos. La fuerte rivalidad entre los dos parecía que iba a barrer todo a su paso, y se quedó en apenas una brisa primaveral. Mirando el lado positivo, afrontamos el 2009 con dos pilotos de nuestro país con posibilidades de luchar por el campeonato.

Otra estampa destacada para mí ha sido la solidez de Troy Bayliss en el competido Mundial de SBK en el año de su retirada. Ha hecho una labor impagable para la promoción del valor en alza que son las SBK y nos ha mostrado que quien se retiraba era uno de los grandes. Te echaremos de menos, Troy. Pilotaje y entrega en estado puro hasta la última carrera del año. Y un campeonato en tendencia alcista que da espectáculo y despierta el interés de las marcas.

Pasando a otros temas menos agradables, destacaría la imagen de la presentación del casco budista con la presencia de Pere Navarro. Una bufonada difícil de creer. No era 28 de diciembre. Por si todavía le quedaban dudas a alguien, aquello fue la demostración palpable de que el Director General de Tráfico no entiende el mundo de la moto. Así de simple. No comprende la moto ni a los moteros. Y por ello, su obsesión (explícita e implícita) ha sido reducir el número de motos en circulación. Así de claro.

Y así de duro ha sido el golpe de gracia que ha asestado a final de año a la moto con la injusta revisión del impuesto de matriculación. Un agravio comparativo con el automóvil en el peor momento, con el mercado claramente descendente. Una medida que pretende reducir más las matriculaciones de motos, en este caso utilizando la vía impositiva. Tocando nuestro bolsillo. El 2008 se ha despedido con esta medida que va a hacer todavía más difícil el año que acabamos de empezar. Solo queda seguir luchando y hacer oír nuestra voz de protesta.

El sexto elemento que quiero destacar contrasta con los anteriores: en los últimos 3 años se han matriculado más de un millón de motos en España. Se trata de un número muy importante que muestra a las claras que la moto se queda en la sociedad española. Pese a quien le pese. Son motos que están activas. Y aunque el 2009 sea un año difícil en las ventas de motos nuevas, el tamaño acumulado del parque español debería permitir sobrevivir a los concesionarios, talleres y tiendas del sector de la moto. Claro que tocará reorganizarse y no serán años fáciles, pero creo que hay una base suficiente para salir adelante.

También para ser optimistas fue el éxito de la celebración del salón anual de motos en España. Este año tocaba en Barcelona, MotoOh!, y estuvo a rebosar de público, con numerosos stands y la mayoría de las marcas. Hubo alguna sonora excepción, pero la cita anual del mundo de la moto fue un éxito que dio medida de lo que representa el mundo de la moto en España. Evidentemente, no se trata de un gran salón al estilo de Italia o Alemania con novedades mundiales de producto, pero ha sido importante ser capaces de consolidar un evento propio tras muchas décadas como un apéndice del Salón del Automóvil. El Salón ha de ser una gran fiesta anual para la moto. Este año nos veremos en Madrid.

Pasando a temas de producto, quiero resaltar el lanzamiento de la Honda CB1000R. Hacía mucho tiempo que yo percibía que Honda no lanzaba nada emocionante. Los lanzamientos recientes más interesantes han sido de marcas europeas mientras que las marcas japonesas, Honda en especial, parecía que se habían quedado ancladas en las motos útiles y los restilings sin fin, más allá de las superdeportivas de rigor. En este sentido, la Honda CB1000R me parece un lanzamiento importante para una gran marca que nos recuerda lo importante que es soñar en el día a día con motos atractivas. Si además, como parece, se llevan a la serie los dos prototipos que se presentaron en MotoOh!, serían un gran regalo para animar el mercado.

Durante el 2008 ha habido numerosos lanzamientos de muchas marcas, y me parece una gran responsabilidad tener que destacar solamente uno más. No obstante, creo que hay uno que ha hecho méritos para merecerlo, especialmente por ser en un segmento de mercado muy olvidado. Se trata de la BMW F800GS, una moto que inmediatamente ha sido bien acogida por el mercado y que para muchos de nosotros, representa la auténtica reencarnación de la mítica y añorada Africa Twin en una BMW. Un gran acierto de la marca alemana, que domina con mano de hierro el segmento de las grandes trails y que con esta máquina se fija en un segmento de mercado increíblemente abandonado durante los últimos años por casi todas las marcas.

Y finalmente, la decima estampa será algo sorprendente para muchos. Me refiero a la celebración del 105 aniversario de Harley Davidson en Barcelona. Aún con el borrón negro de haberse saltado la presencia en MotoOh!, Harley Davidson España fue capaz de organizar un evento abierto al público y la ciudadanía que conectó plenamente con la ciudad. Decenas de miles de personas que normalmente no viven la moto se acercaron esos días a compartir con los moteros que vinieron a la ciudad lo que fue una gran fiesta colectiva. Cuando las cosas se organizan bien, el público responde, más allá de los colectivos habituales. Así se hace crecer la moto en España. Creo que las demás marcas tendrían que tomar nota de como se puede convertir un evento de marca en un gran acto de afirmación y admiración por la moto.

Han sido diez estampas cuidadosamente seleccionadas y brevemente comentadas para no cansaros. Se han quedado muchas más en el tintero (la anulación del Dakar, lanzamientos de nuevos modelos, las manifestaciones moteras, el CEV,...) pero había que elegir y finalmente fueron esas diez. Opinión personal y visión particular. Seguro que vosotros hubieseis elegido algunas diferentes: unas no estarían entre las diez y otras hubiesen entrado en su lugar. No hace falta dar permiso para discrepar, porqué la diversidad enriquece, así que espero vuestros comentarios.

Y como lo habitual en estas fechas son hacer listas de doce como las campanadas y no de diez, acabaré con dos hechos personales míos, obviamente relacionados con las motos. Uno es mi incorporación hace un par de meses al equipo de editores de Moto22. Algo que estoy viviendo con mucha ilusión y que está siendo todo un aprendizaje. En los 30 posts que llevo publicados he sentido el calor de quienes nos leéis y el apoyo de todo el equipo de editores que me han acogido como uno más desde el primer día. En poco tiempo, siento Moto22 como mi casa y tenemos por delante un 2009 lleno de ideas, propuestas y proyectos. Ya las iréis descubriendo.

El otro acontecimiento personal ha sido cambiar las motos de mi garaje durante el 2008. Poco antes de empezar el año, compré una Yamaha MT-01, una moto muy personal (gusta o no gusta) con un motor enorme y un par descomunal. Con una conducción peculiar, la he disfrutado tanto por las carreteras de curvas que le han caído unos 13.000 kilómetros en este primer año de disfrutarla. Y en mayo estrené su compañera de garaje, una "pequeña" BMW R1200GS Adventure. Yo fuí al concesionario a ver la 800, pero ésta me cautivo. Y caí. Desde entonces, le he hecho casi 17.000 kilómetros y estoy encantado. Durante muchos años, he sido de los que pensaban que las motos con "perolos" (los motores bóxer de las BMW) eran anticuadas, pero confieso que siempre me volvía a mirar las GS. Y cuando yo viajaba por América o Europa con mi Africa Twin o mi TransAlp, y me encontraba con todas esas GS equipadas a tope para viajar pensaba que tanta gente no podía estar equivocada. De entrada, el volumen en parado impresiona pero en marcha tiene una estabilidad y una nobleza increíbles. Bueno, más detalles cuando hagamos la prueba en Moto22, que con ésta me estrenaré en los próximos días. En total, he conducido unos 30.000 kilómetros en moto en el 2008, disfrutados de principio a fin.

No me enrollo más. Disfrutemos del 2009 encima de nuestras motos. Durante el año nos encontraremos habitualmente en este planeta virtual y algún día en la carretera, que es nuestro hábitat. Yo ya estoy loco por regresar a España y empezar el 2009 en moto el próximo fin de semana después de tantos días de frio en los USA. V's en la carretera.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio