Compartir
Publicidad

Snow Speed Hill Race: nieve, motos y carreras frenéticas ¿Quién dijo frío?

Snow Speed Hill Race: nieve, motos y carreras frenéticas ¿Quién dijo frío?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En España la temporada de nieve ha sido bastante floja, pero hay países en los que les sobra manto blanco. Como cada vez la gente de las motos está más loca y nos gusta hacer más cosas raras, ahora se han sacado de la manga una competición que se llama Snow Speed Hill Race.

Esto viene a ser como las subidas en pendiente, pero en una pista de esquí con mucha pendiente y en carreras por grupos de siete pilotos. Aunque parezca que sí, no tiene pinta de ser nada sencillo. No basta con ponerse mirando cuestarriba y dar gas, hay que lidiar con saltos, roderas y una superficie que no tiene precisamente mucho agarre.

Nieve, motos y un no parar de carreras

La Snow Speed Hill Race es algo bastante raro fuera de las fronteras de Austria, pero encantador al mismo tiempo. Se corre tanto de día como de noche sobre una pista de 550 metros de largo con un desnivel que alcanza el 40%. Se utilizan motos de motocross o enduro (y motos de nieve) con unas modificaciones mínimas. Se puede tocar motor y suspensiones, pero los neumáticos de clavos en el eje trasero están terminantemente prohibidos.

En cada salida, siete competidores arrancan en paralelo igual que en motocross. El primer obstáculo antes de ponerse a dar gas a fondo es una bajada de dos metros. Una vez encaran la subida es muy importante (y lo más complicado) mantener traccionando la rueda trasera, de lo contrario se acabó la subida.

Snow Speed Hill

Hay que mantener un ritmo constante y sin maniobras bruscas que puedan hacerte perder grip. La clave para ganar está en el neumático trasero, además de en las manos. Los clavos no están permitidos así que utilizar compuestos cuanto más blandos mejor es vital, así como presiones de inflado bajas.

Por lo visto es bastante común ver a las motos en el paddock con calefactores (que no calentadores) para que la goma no se ponga dura con las bajas temperaturas. Las gomas sufren bastante en cada salida, así que los pilotos pro cambian ruedas si es necesario.

En cada manga los tres mejores pasan a la siguiente ronda, y según unos acaban la subida, otros salen de nuevo. El ritmo es frenético con casi una salida por minuto, así que pese al frío el público se lo pasa en grande.

Snow Speed Hill 2

La competición ha tenido lugar en la estación de esquí de Reiteralm en Austria, así que no podía faltar KTM apoyando el evento. Su piloto oficial Matthias Walkner estuvo allí, pero sentado en una silla y con muletas debido a la lesión que sufrió corriendo el Dakar.

No es algo que se hayan sacado de la manga, estos tiroleses están muy locos y empezaron a subir sobre la nieve en el año 2003, pero cada vez va ganando adeptos. Walkner ya ganó esta competición en una ocasión y quedó segundo en otra, y seguro que si hubiera podido correr este año habría vuelto a ganar.

Matthias Walkner

Por supuesto que hubiera preferido estar corriendo. Después de todo la Snow Speed Hill es una carrera muy especial, pero aún me quedan unas pocas semanas antes de poderme subir otra vez a una moto.

He estado hablando con KTM y el año que viene quiero correr aquí con la moto de Rally. Va a ser todo un reto pero le quitaremos toda la carrocería para ahorrar peso, subiremos la compresión y acortaremos el desarrollo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio