Publicidad

Miscelánea del Red Bull Give me Five

Miscelánea del Red Bull Give me Five
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Después de acercaros la crónica y las primeras impresiones que vivimos en la primera edición del Red Bull Give me Five celebrado en las instalaciones del circuito Motocross Madrid en la localidad de Valdemorillo, a las afueras de Madrid, ahora tal y como os prometimos toca una ración de curiosidades.

No todo son saltos espectaculares y rivalidades en pista, sino que al ser un evento tan grande también nuestro objetivo se pudo centrar en algunas cosas que los fotógrafos de Red Bull pudieron obviar. Así que os recomiendo que gastéis unos segundos en recorrer la galería que os dejo al final y descubráis algunas cosas que no son las habituales que te enseñan en éstos eventos.

Red_Bull_Give_me_five

Como os contaba el otro día, la inversión realizada en acondicionar las instalaciones del circuito supone una inversión de capital grandísima y siendo el terreno uno de los protagonistas principales del Red Bull Give me Five una flota de maquinaria se encargaba de retocarlo constantemente para que las condiciones de la pista fueran de primera, incluido un camión cisterna que regaba la pista siempre que tenía oportunidad.

Entre los personajes ilustres pudimos ver a Javier García Vico y Mattias Nilsson como representantes de la época dorada del motocross nacional y a Julito Simón, de quien no hay que olvidar que fue campeón de España de Motocross en la categoría de 85 centímetros cúbicos.

Red_Bull_Give_me_five

Una de las "actuaciones" estelares de la tarde fue la del octocóptero utilizado para tomar imágenes espectaculares por la realización de Red Bull. Es un aparato teledirigido con ocho hélices y armado con una cámara cuyo brazo también funcionaba por control remoto. Un espectáculo ver la precisión del cacharro tan de cerca y lo complejo de manejar a través de un complejo equipo de dos pilotos, dos mandos, un monitor y un ordenador.

Para los que después de todo un día viendo entrenamientos, carreras y espectáculos aún tenían fuerzas para pasárselo bien el Red Bull Tour Bus, comandado por un DJ profesional, puso la música necesaria para continuar con la fiesta. Un autobús muy curioso por cierto, american style total, escoltado por otro Hummer H1 cargado de bafles habitual en los eventos de Red Bull. En la misma zona, Jeep, patrocinador del evento te daba una vuelta en uno de sus modelos de forma gratuita.

Red Bull Give me Five

Podría tirarme mucho tiempo enumerando los sucesos curiosos, como la patrulla de policía paparazzi, el paseillo de los pilotos o parte del paddock, pero lo mejor es que naveguéis un rato a través de la galería.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios