Publicidad

Dakar 2015: lo que no te contamos de la décima etapa

Dakar 2015: lo que no te contamos de la décima etapa
3 comentarios

La décima etapa del Dakar 2015 fue aparentemente más relajada pero con bastantes dificultades para la conducción. Como prueba, las diferencias entre los pilotos en meta que fueron las más abultadas de todas las etapas que llevábamos hasta el momento. Pero para los que van más atrás y, sobre todo los Malles Moto, las dificultades están presentes todos los días. Unos más y otros menos pero tiene que ser durísimo llegar al final de la etapa correspondiente del Dakar 2015 y pensar que tienes que poner la moto a punto, preparar el road-book... y dormir, tras haber llegado a tres horas del ganador en plena noche.

Y si no que se lo cuenten a Yvan Reynaud, ave nocturna donde las haya. Para que os hagáis una idea, Marc Coma llevaba hasta la etapa 10 invertidos un tiempo de 38:13:50 horas. Reynaud que es el último clasificado, 144:13:16 horas de las que algo más de 19 horas han sido de penalización. Por lo tanto ha invertido en carretera algo más de 125 horas en llegar hasta la salida de la undécima etapa, es decir, 87 horas más. ¡Más de tres días y medio!

Y todo el tiempo que pasa en ruta, es tiempo que no descansa. Es la otra cara del Dakar, la que no vemos porque a esa hora hasta los cámaras están durmiendo en el vivac. Con su compañero Alain Delaunay, juntos acababan las etapas pero su compañero tuvo que decir adiós después de una avería en la moto.

Bueno, es cierto que no tuve ningún contratiempo en las dos primeras etapas. Ayer, Alain se vio obligado a abandonar porque no le funcionaba la moto. Pero los problemas habían empezado mucho antes. Tuvo que cambiar el motor una vez y eso nos hizo perder mucho tiempo en su momento. Por mi parte, los problemas empezaron en San Juan, con unas temperaturas tan altas que prácticamente me fue imposible dormir. Al día siguiente, se había aflojado el tapón del aceite y me costó mucho arreglarlo. Resumiendo, nos tocó dormir en las dunas… y al final se sucedieron noches con muy pocas horas de sueño.

Sabía que iba a ser duro… ¡pero no pensaba que iba a ser capaz de aguantar así de bien!

Mi único objetivo es mañana por la mañana. Todavía no pienso en Buenos Aires.

Diocleziano Toia Etapa10 Dakar2015

Otro de los grandes anónimos de este Dakar es el italiano Diocleziano Toia, participante en la categoría de Malles Moto.

El año pasado participé en mi primer Dakar, pero desafortunadamente me caí el segundo día de competición y me lesioné un hombro. Me vi obligado a abandonar con todo el dolor de mi corazón.

Sigo peleando pero las paso canutas. Desde el inicio de este Dakar no ha habido día que no haya tenido problemas mecánicos. Me cargué un embrague en la ruta hacia Iquique e hice toda la etapa maratón con el manillar roto y reparado con cinta adhesiva. Cuando se compite en Malles-Moto, uno lo debe hacer todo, lo cual no me deja apenas tiempo para descansar en el vivac. Desde que dejamos Buenos Aires, habré dormido dos o tres horas al día.

Claro que estoy cansado, por supuesto, pero estoy tan feliz de estar aquí que casi no me doy ni cuenta. Con todo, a veces me da por pensar que cuando termine la carrera ¡voy a dormir dos o tres días seguidos!

Cerramos como siempre, con las mejores imágenes que nos ha dejado la décima etapa del Dakar 2015.

Vía | Dakar

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios