Publicidad

Chile crea la duda sobre la salida del Dakar de Sudamérica (Actualizado)

Chile crea la duda sobre la salida del Dakar de Sudamérica (Actualizado)
6 comentarios

Por segundo año consecutivo, Chile ha decidido que no formará parte de la ruta del Dakar. La decisión ha sido tomada por la Cámara de los Diputados con 42 votos a favor, 33 en contra y 17 abstenciones. La decisión ha sido tomada en base a argumentos de impacto en el medio ambiente.

Esta decisión es un fuerte varapalo para la ASO, que ya daba casi por hecho el poder contar con Chile y Argentina para la próxima edición del rally más duro del mundo. Pero ahora las dudas sobre la continuidad de la competición en tierras americanas se acrecientan.

Opciones de continuidad hay, porque Argentina, Uruguay y Paraguay podrían estar cerca de cerrar el acuerdo para entrar dentro de la hoja de ruta, mientras que Bolivia y Brasil también han mostrado un interés en poder formar parte en la edición 2017. Ahora bien, si la preocupación por el entorno cala también en estos países o no se consigue un retorno que merezca la pena los apoyos podrían esfumarse.

¿En qué se traduce la caída de Chile del programa?

Dakar3

Con un formato que no termina de convencer a muchos (ni aficionados ni corredores), que el Dakar no pase por Chile supone que las largas etapas de dunas desaparezcan casi por completo.

Los análisis de impacto ambiental no son muy favorables, y con unos organismos públicos cada vez más preocupados por no alterar demasiado el estado de los espacios naturales, que un país tome estas decisiones acerca la posibilidad de que los demás hagan lo mismo.

Dakar2

Si esto sigue así, el Rally Dakar es posible que empiece a andar sobre arenas movedizas y la ASO encuentre bastantes problemas para configurar unos itinerarios que satisfagan al mismo tiempo a los competidores, a los patrocinadores, a los espectadores y a los gobiernos de cada país.

Los rumores sobre que el Dakar empieza a plantearse la opción de abandonar Sudamérica están ahí, y cada vez cobran mayor protagonismo. El problema es cuando te planteas dónde se podría correr si no fuera allí sin que no se encareciera de manera absurda el presupuesto de cualquier participante (como ya pasó con el salto de África al continente americano).

Actualización:
Según nos apuntaba el compañero isaias.medinagonzale la situación no es exactamente así.

Esta votación refleja que la decisión no se comunicará a la Presidenta al margen de que el gobierno actúe o no para que el Dakar vuelva a Chile, lo que sí ha decidido el gobierno del país es no pagar el montante que pide la ASO.

Y ya sabéis: no money, no party. Todo depende de lo que termine decidiendo ASO.
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios