Publicidad

Llega la segunda y brutal generación de la Confederate P51 Combat Fighter

Llega la segunda y brutal generación de la Confederate P51 Combat Fighter
19 comentarios

Publicidad

Publicidad

Con paso lento pero seguro siguen saliendo motos espectaculares y un tanto bizarras desde tierras americanas. El turno ahora le ha llegado a la segunda generación de la Confederate P51 Combat Fighter y no es menos interesante precisamente.

Tomando algunas ideas de la anterior P51 y otras pocas de la X132 Hellcat nace una G2 Combat Fighter que recoge todo lo bueno de Confederate y además el saber hacer de Pierre Terblanche y lo adereza con una descomunal potencia de más de 200 caballos a la ruedra trasera. El resultado final es una moto con un porte ciertamente siniestro que no se a vosotros pero a mí me vuelve loco, especialmente en la versión más oscura.

Confederate P51 Combat Fighter Second Generation

Sólo se producirán 61 unidades de estas custom tan peculiares bajo encargo y supervisión de sus futuros clientes a un precio de 113.900 dólares la versión en metal visto y 119.500 dólares la versión oscura. Por desgracia, aunque me vale cualquiera de las dos, creo que no me llega con lo suelto para comprarme ninguna.

Su bicilíndrico mueve con sus dos pistones posicionados en una uve de 56 grados un total de 2.163 centímetros cúbicos. La potencia como decíamos antes supera los 200 caballos a la rueda trasera a través de una caja de cambios de cinco velocidades y una rueda trasera lenticular de fibra de carbono.

Confederate P51 Combat Fighter Second Generation

La rueda delantera de cinco radios también está construída íntegramente en fibra de carbono y absorve las imperfecciones del terreno gracias a un sistema de suspensión de doble paralelogramo deformable. Para la parte trasera nos encontramos un sistema de suspensión convencional, o todo lo convencional que puede ser un amortiguador que se ancla casi en el eje de la rueda trasera situándose entre los refuerzos del basculante por el lado derecho. Ambas suspensiones tienen ajuste de compresión en alta y baja velocidad, además de reglajes para el rebote.

Para la fabricación del chasis se ha recurrido a aluminio 6061-T6. En la parte superior nos encontramos con un peculiar depósito de gasolina con una capacidad de 14,20 litros que tiene dos enormes ojos de buey tanto delante como detrás. El delantero parece contener el filtro de aire y el trasero hace las veces de depósito de aceite. El peso total del conjunto es de 226 kilos, suponemos que en seco.

Confederate P51 Combat Fighter Second Generation

Las Confederate nunca defraudan. A algunos os parecerá horrible y a otros, como a mí, maravillosamente bestial. ¿Qué opináis?

Confederate P51 Combat Fighter Second Generation
Confederate P51 Combat Fighter Second Generation

Vía | Asphalt and Rubber

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir