Publicidad

Una verdad que no existió realmente, ¿o sí?
MotoGP

Una verdad que no existió realmente, ¿o sí?

Ayer estaba realizando uno de mis cada vez más habituales viajes en el tiempo. Sí, los llamó así porque cada vez me remonto más atrás en historias y curiosidades de todo tipo relacionadas con las motos. Y no se sabe porqué acabé en el twitter de Oskar Roo y en concreto en una foto que quizás muchos de vosotros habréis visto y que encabeza el artículo. Los que no la conocéis, ¿véis algo raro?

Se trata en concreto del GP de Bélgica de 1989 en el Circuito de Spa Francorchamps, segunda temporada de Pepsi como patrocinador del equipo Suzuki con Kevin pajarito Schwantz y Ron Rocket Haslam. Y lo más curioso de esta foto es que cada piloto está subido en la moto de su compañero: Schwantz con la 8 de Haslam y éste con la 34 del texano.

El twitter en cuestión me llamó poderosamente la atención porque preguntaba directamente a Ron Haslam a qué había sido debido este intercambio de moto. El inglés, después de observar la foto contestaba que aquello nunca había ocurrido y que seguramente la foto había sido trucada. Pero no sé porqué pero mi mente se olía que igual no era del todo cierto y, viendo el fotógrafo que aparece retratando las caras de los dos pilotos, decidí empezar a buscar y rebuscar. Y después de unas cuantas horas... ¡sorpresa!

Kevin Schwantz y Ron Haslam - Spa 1989

Había dado con la foto en esta página de imágenes (no me digáis cómo) y en ella aparecen ambos pilotos en la misma posición. ¿Podrían haber trucado los números en la otra foto? Pues a la vista de esta segunda imagen parece que no porque si observamos bien, se puede ver a Ron Haslam sobre la Suzuki número 34 y a Kevin Schwantz con la número 8 (la posición del número 8 era bastante particular en el colín de esa moto).

Que se truque una foto es posible, pero que se truquen dos fotos que corresponden a un plano y contraplano y de la que casi no hay referencias en internet más allá de las dos fotos que os hemos mostrado, ya me parece buscar los tres pies al gato. Pero entonces, ¿qué puede haber ocurrido realmente?

Pues es difícil de averiguar, sobre todo cuando Ron Haslam dice que no ocurrió. Si la foto es cierta, y parece que lo es, la única explicación que se me ocurre es que se subiesen a la moto del compañero por equivocación, sin haber apreciado la numeración. Están relajados, casi con toda seguridad antes de la carrera o de una de las sesiones de entrenamientos dada la limpieza de la rueda trasera y de la zona del colín próxima a los escapes. Y quizás alguien luego se lo hizo saber, cambiaron la moto con unas risas y no trascendió más ese hecho.

No obstante, intentaremos hacer nuestras averiguaciones a ver si arrojamos algo más de luz a esta curiosidad.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios