Compartir
Publicidad

Trucos para controlar el ángulo de inclinación

Trucos para controlar el ángulo de inclinación
3 Comentarios
Publicidad

He rescatado un magnífico reportaje de una revista Motociclismo del año 2002, en el que cuatro pilotos de MotoGP, concretamente Valentino Rossi, Carlos Checa, Kenny Roberts Jr. y Garry McCoy explicaban sus trucos de pilotaje para diversas facetas de la conducción de una moto de competición (tumbar, frenar, derrapar, cambiar de dirección, sentir el agarre...). Aquí va una primera entrega de lo que se podría titular “El arte de volar sobre una moto”. Concretamente, estos maestros de las dos ruedas comentan cómo controlan el ángulo de inclinación en las tumbadas.

Checa: “Tu rodilla es la referencia. En mojado no tienes esa referencia, por lo que tienes que sentir los neumáticos; percibir cuando el delantero o el trasero están a punto de irse. Algunas veces puedes salvar una caída con la rodilla. Es una reacción automática, un reflejo, no algo pensado”. McCoy: “Uso mi rodilla más como una tercera rueda que como un medidor de profundidad. Tiras la moto y cuando sientes que se está empezando a ir de delante la levantas con ayuda de la rodilla. ¡No siempre funciona! También es importante estar pendiente de los manillares. Cuando notas que se van a cruzar tiras de ellos”.

Roberts: “Es otra de esas cosas difíciles de explicar. Depende de los neumáticos y la medida de la llanta. Apoyas la moto y son ellos los que te van a marcar el punto máximo. Más allá, o se te va la rueda delantera o pierdes la trasera”.

Rossi: “¡Para eso está la rodilla! Algunas veces toco también con el pie, lo que me avisa que estoy muy tumbado. Pero el ángulo de inclinación lo marca básicamente la moto. Utilizo mi rodilla como una tercera rueda, algo que posiblemente sea herencia de mis comienzos en las minimotos. Así es posible algunas veces salvar una caída con las Honda. No con las Aprilia, porque la moto es muy rígida y una vez que has perdido la rueda delantera estás jodido. El año pasado por ejemplo en Valencia (foto) hice treinta metros apoyado en mi rodilla y al final salvé la caída. Pero en la misma situación unos minutos después acabé en el suelo. Así que estamos a cincuenta/cincuenta”.

Vía | Motociclismo Foto | Circuit de Valencia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio