Compartir
Publicidad
Publicidad

Sete Gibernau, ya no sabemos dónde irás...

Sete Gibernau, ya no sabemos dónde irás...
Guardar
12 Comentarios
Publicidad

El destino de Marco Melandri está en Kawasaki casi, casi seguro, con lo cual las puertas de Ducati para Sete Gibernau deberían estar abiertas de par en par, al menos por todo lo que fuimos barruntando hace ya algún tiempo. Sin embargo, parece que no. Que la cosa no es como nosotros creíamos y nos hemos quedado sin ver a Sete en los entrenamientos post Gran Premio de la República Checa en el circuito de Brno. No ha podido ser y parece que la ronda que se hacían mutuamente piloto y marca se ha quedado en simple coqueteo.

En los últimos días hemos visto algún rumor o apunte que pondría a Sete en la órbita de Kawasaki, pero como ha sido Melandri el que se ha quedado con el pastel, la opción Ducati cobraba fuerza. Livio Suppo y Sete gibernau discutieron, por lo que parece, y según informaba el Sport, el catalán se iba de Brno el mismo día que llegaba, el domingo. El Team Gresini parece otra opción donde Sete podría ir a tocar, pero tampoco se sabe más que eso, que quizás ha ido a llamar a su puerta. Parecía bonito que Sete pudiera volver a montar la bala roja, sobre todo para apoyar a Stoner en su pulso por el título con Valentino Rossi (que no he comentado, pero está soberbio, vuelve a ser el de siempre, o casi un poco mejor...). Pero no puede ser y no puede ser.

Ahora el futuro de Sete Gibernau no sabemos hacia dónde va a tirar. Por un lado, su emotiva retirada hace casi dos años dejaba a las claras que no le motivaba seguir en el campeonato del mundo de velocidad. Imagino que es muy duro ser un piloto del más alto nivel y dejarlo todo por un bajón de motivación, e imagino que si vienen a dorarte la píldora, a enseñarte la pastilla roja, pues te animas y te ilusionas como si tuvieses tu primera oportunidad.

Y ahora resulta que nada de nada. Lo reconozco mil veces, he criticado a Sete Gibernau muchas veces, porque creo que a los pilotos se les ha de criticar ya sea para bien o para mal, pero marear de esta manera no me parece nada bien (siempre desde el punto de vista de que parecía que Ducati le tiraba los trastos a Sete).

La pregunta es, ¿volverá a las pistas realmente? ¿O hemos terminado? ¿Game over?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos