Publicidad

Pilotos de leyenda: Renzo Pasolini

Pilotos de leyenda: Renzo Pasolini
4 comentarios

El mes pasado desde Moto22 comenzamos una serie de especiales "tributos" a grandes pilotos de la historia del motociclismo, con la serie "Pilotos de leyenda". El primer protagonista fue Jarno Saarinen, y es justo que la segunda parte de este especial sea para Renzo Pasolini, el piloto que también falleció en el trágico accidente de Monza de 1973.

Renzo tenía la velocidad en la sangre, ya que su padre Massimo fue uno de los mejores pilotos de motos de la historia de Italia, y llegó a batir varios records con una Aermacchi. Nacido el 18 de julio de 1938, Pasolini era un tipo multidisciplinar en el deporte. Empezó en el motocross, tocó un poco el mundo del boxeo y acabó siendo piloto de velocidad. Eso siendo siempre todo un amante de las fiestas, tal y como se sabía por el paddock, que en aquella época no tenía nada que ver con el actual.

Renzo Pasolini

Su trayectoria en el mundo de las carreras sobre asfalto comenzó en el año 1962, cuando corrió con una Aermacchi de 173 centímetros cúbicos, pero poco después le tocó lo que a muchos, hacer la mili. Fueron dos años fuera de las carreras y conoció a su futura mujer Anna, con la que tuvo dos hijos, Sabrina y Renzo Stefano.

En 1964 regresó a las carreras, en este caso con una Aermacchi de 250 c.c y otra de 350 c.c, corriendo ya en categoría Senior. Al año siguiente, en 1965 corrió el campeonato italiano con una Benelli con la que ya había terminado la temporada anterior, y acabó segundo detrás de Tarquinio Provini en 250 c.c class en 350 c.c detrás del gran Giacomo Agostini y de Giuseppe Mandorlini.

El año 1966 fue un año complicado, con resultados discretos en los que lo más destacado fue la victoria en la última carrera de la temporada del italiano de velocidad con la Benelli 500 de cuatro cilindros.

Llegó entonces una época memorable en la que Pasolini tenía una moto competitiva con la que luchar de tu a tu con Mike Hailwood que corría con Honda y con Giacomo Agostini que lo hacía con MV Agusta. Ese año quedó segundo en el mundial de 250 c.c tras Agostini, pero ganó los campeonatos italianos de 250 y 350 c.c.

1969 fue un año complicado, sin grandes resultados, por lo que Pasolini tuvo que abandonar el equipo de Kel Carruthers en el mundial de 250 c.c. Para colmo, al año siguiente hubo cambios en el reglamento de 250 c.c por los que solo podían participar en el motos de dos cilindros, por lo que Benelli se tuvo que centrar en la categoría de 350 c.c.

Renzo Pasolini

Después de una muy mala temporada, Pasolini abandonó Benelli para fichar por Aermacchi, la marca con la que había comenzado a correr. El problema fue que se trataba de una mezcla entre Aermacchi y Harley-Davidson, lo cual provocó muchos problemas mecánicos que hicieron que Renzo dedicase más tiempo al desarrollo de la moto que a ganar carreras de 250 c.c.

La moto que resultó de esa temporada de desarrollo era poco competitiva, pero Pasolini seguía intentando ganar carreras como fuese. Tanto es así que en el año 1972 Jarno Saarinen le arrebató el título de 250 c.c por solo un punto.

Al año siguiente llegó el trágico desenlace del que ya hemos hablado cuando revisamos la biografía de Jarno Saarinen y que ya comentó L.Font en un interesante artículo cuando se cumplieron 35 años del trágico accidente.

Más info | www.renzopasolini.it | www.renzopasolini.com

Más en Moto22 | Pilotos de leyenda: Jarno Saarinen

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio