Compartir
Publicidad
Publicidad

MotoGP Indianápolis 2011: todo para el disfrute del motor

MotoGP Indianápolis 2011: todo para el disfrute del motor
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este fin de semana llegaremos a una de las citas más significativas de la temporada. Se trata, cómo no, del Gran Premio de Indianápolis que se celebrará en el famosísimo trazado utilizando parte del circuito oval, The Brickyard. Apodado así desde hace décadas por conservar una yarda–0.90m– del ladrillo original utilizado en su construcción allá en 1909. Pero este gran premio está muy lejos de ser uno más ya que es este el lugar que alberga una de las pruebas más importantes del mundo del motor; las 500 millas de Indianápolis de la que todos habréis escuchado hablar alguna vez. Así, el campeonato de MotoGP tendrá el honor de hacer sonar sus motores a lo largo y ancho de los 6,7 4,1 kilómetros que tendrán que recorrer sus participantes para dar una vuelta completa.

Una vuelta que seguro que se antoja algo distinta a lo habitual en estos últimos tres años que se ha venido celebrando la prueba, la sensaciones habrán cambiado un poco cuando al salir del box hayan notado el reasfaltado en el que se ha estado trabajando desde hace meses y que estará presente en todo el circuito excepto desde la curva uno a la cuatro, que ya fueron cubiertas con otro tipo para albergar en 2008 su primer GP. Así tendremos un total de tres asfaltos distintos –incluyendo el de la parte oval estos dos– en un sólo trazado que seguro da algún que otro dolor de cabeza para la puesta a punto pero que, por otra, ha conseguido paliar los numerosos baches que causaron más de un problema el año pasado.

Hechos a tener en cuenta

La yarda de ladrillo

La organización ha tenido que tirar de tradición para intentar atraer al máximo número de personas a sus instalaciones. El aburrimiento que reinó en la Clase Reina –valga la redundancia– en 2010 no juega en su favor y tampoco lo hacen la entrada que han venido registrando durante estas tres últimas temporadas. El día de su estreno pasaron por caja unas 93.000 personas que se fueron defraudadas y apenadas tras las pésimas condiciones meteorológicas, un año después 70.000 y la temporada pasada 63.000. Este punto es importante y no hay que olvidarlo pues hace poco una tormenta tiró abajo un escenario al completo en un concierto causando cuatro muertes.

Con este desalentador panorama la organización contará con la carrera de la categoría de Harley-Davidson XR1200 del AMA, Vance & Hines, donde podremos ver a un clásico del mundial como Jeremy McWilliams dar el espectáculo al que nos tiene habituado. Sin duda un buen aliciente para acercar a ese aficionado del motor que duda si ir a ver una carrera que no ha terminado de calar. Por otro lado estará Elena Myers, de quien sabemos que finalmente rodará a sus 17 años con la Suzuki GSV-R el jueves para no molestar ni interferir en los planes de la parrilla de MotoGP.

MotoGP, pensando en el pasado y lo que podemos esperar

Dovi afronta sus últimas carreras vestido de Repsol

Venimos viendo cómo Casey Stoner, con permiso de Dani Pedrosa en según qué circuito, ha dominando el campeonato a la vez que Jorge Lorenzo parecía tener que esforzarse mucho más para poder seguir el ritmo de las Honda RC212V. Sin embargo, este ha sido uno los lugares donde más ha fallado el aussie y del cual Dani y Jorge, en cambio, ya han salido saboreando la victoria. De hecho, es el piloto de Yamaha al que mejor se le ha dado Indi con dos terceros y una victoria. Conociéndole podemos apostar por, como mínimo, un puesto en el podio ahora que viene con ganas de redimirse de desastroso resultado de Brno.

Por otra parte tendremos a un trío –o incluso cuarteto si contamos a una Ducati– que puede volver a ocupar los puestos del podio. Son Ben Spies, Marco Simoncelli y Andrea Dovizioso, y me atrevería a decir que en ese orden. Ben logró aquí una de sus mejores carreras y sin duda, ahora que está en un equipo oficial y se le considera un campeón en potencia, podrá demostrar su valía delante de todo América. Marco viene de haber firmado el mejor fin de semana de su etapa en MotoGP y una vez se ha librado ya de la presión de “hacerlo bien” no podemos esperar menos de él, aunque sin tanta agresividad, puede hacer que las pegatinas de San Carlo Gresini vuelen por delante de la Petrolera. Y, bueno, Andrea está siempre esperando su oportunidad.

Si hay alguna Ducati que de la sorpresa algo me dice que será de la de Nicky Hayden. En Kentucky conocen de sobra el circuito de su etapa en MotoGP y el AMA a lo que hay que sumar que hace sólo tres semanas pudo darse unas vueltas con una Ducati 1198R para tantear el nuevo asfalto. Además en Brno probó la Desmosedici GP11.1 y reconoce que hay al menos un par de cosas que le han gustado, ¿se arriesgará a probar el experimento de Valentino en casa? Esperemos que sí, porque el que no arriesga no gana y, de momento, tampoco hay mucho que perder.

Otro que quiere –y puede– sorprender a la parrilla es Álvaro Bautista. Hemos podido comprobar hasta que punto llega su potencial pero sus últimas actuaciones no han ido demasiado bien terminando en la gravilla. Ante el público de Estados Unidos tendrá la presión de ser el único piloto de Suzuki, una marca que goza de una muy buena reputación en el continente gracias a los resultados del AMA o a tipos como Kevin Schwantz. Es el momento perfecto para hacer ver a Paul Denning que el interés que han mostrado algunos equipos por el talaverano no es fruto de la casualidad.

Moto2, a evitar el desastre de 2010

A Marc sólo le vale ganar

La temporada pasada la jauría parrilla de Moto2 se vio gravemente menguada cuando entre la curva uno y la tres hasta ocho pilotos tuvieron que abandonar la prueba. Una bandera roja después y al segundo intento Toni Elías pudo hacerse con la victoria. Este año, sin embargo, parece que los neumáticos Dunlop junto al re-asfaltado harán que podamos disfrutar de una de esas carreras de infarto. Lo malo es que luego viene la de MotoGP y nuestras expectativas son demasiado altas para entonces después de tanto alboroto.

Pero el caso es que aquí Marc Márquez ya ha ganado en 125cc y puede volver a recortar la diferencia de 43 puntos que le separa de Stefan Bradl. ¿Difícil? Sí, pero para nada imposible. El catalán ya ha errado todo lo que se puede permitir al comienzo de la temporada y sólo vale ganar. El de Kiefer Racing puede aun permitirse pilotar con calma y a la defensiva pero con tantos puntos por disputar no deja de ser una táctica rácana y arriesgada que no creo que lleve a cabo.

Allí estarán Alex Baldolini sustituyendo a Axel Pons, JD Beach a Tomasso Lorenzetti y Martin Cardenas a Yonny Hernández. Y cuidado, porque compiten con 600cc y se saben el circuito mejor de lo que muchos quisieran.

125, enseñando a los americanos lo que pueden hacer

Nico Terol a demostrar quien manda

No son muy comunes las dos tiempos por las carreteras estado-unidenses y por su baja popularidad no llegan a terminar de enganchar a la afición. Pero el espectáculo juega a su favor. Si son capaces de mantener el nivel que han mostrado durante las once pruebas anteriores estoy seguro que algún que otro espectador echará de menos los humeantes escapes del dos tiempos cuando en 2012 el sonido de una especie de tractor pequeño ensordezca sus oídos.

Con el abandono de Brno a Nico Terol se le han subido a la chepa Johann Zarco, Maverick Viñales y hasta Sandro Cortese, quien recordemos parecía ser el único capaz de seguirle al comienzo de la temporada. Un buen golpe sobre la mesa demostrando una vez más que está un paso por delante de sus contrincantes sería lo ideal para sus pretensiones mundialista y para darle una alegría a Jorge Martínez “Aspar” –al pobre a veces parece que le vaya a dar un ataque–.

Fotos vía | Flickr, Repsol Media, Team Aspar
Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos