Compartir
Publicidad

MotoGP Alemania 2015: Suzuki celebra los 30 años del nacimiento de la saga GSX-R

MotoGP Alemania 2015: Suzuki celebra los 30 años del nacimiento de la saga GSX-R
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Corría el año 1984 cuando Suzuki desvelaba en el IFMA Show celebrado en la ciudad alemana de Köln la que se convertiría por méritos propios en la primera Superbike de la época moderna. Era la Suzuki GSX-R 750 que empezó a venderse al año siguiente y naciendo con ella la mítica saga GSX-R. Si recordáis el año pasado, tuvimos el privilegio de probar una de 1990 en un magnífico estado de conservación.

¿Y por qué se considera la primera Superbike moderna? Porque la podríamos llamar una verdadera race replica que cogió, con el pie cambiado, al resto de marcas. Basada en la moto del Campeonato del Mundo de Resistencia incorporaba el doble faro frontal a imagen y semejanza de ellas pero también las llantas de 18 pulgadas, una medida que se estandarizó sobre las de 16" en las pruebas de resistencia porque permitía una mayor facilidad para cambiar las pastillas de freno.

También es mérito de la saga GSX-R el ser la primera en utilizar un chasis de aluminio cuando el resto de los rivales usaban todavía el de acero. Y también pionera en términos de rendimiento absoluto, con un motor DOHC 16 válvulas de 749 cc que rendía 100 cv a 10.500 vueltas.

Hoy, 30 años después, Suzuki ha decidido homenajear este hito decorando las motos del equipo oficial Suzuki en el Campeonato del Mundo de MotoGP con la decoración blanca y azul que llevaba esta primera GSX-R. Y es que la moto que participa en el mundial es una GSX-RR, fiel a los genes que han perdurado con el paso de los años. Porque tal y como dice Satoru Terada, Project Leader de Suzuki Ecstar MotoGP:

Cuando empezamos a desarrollar la MotoGP, teníamos claro que la llamaríamos GSX-RR, para mantener esa conexión con la GSX-R. Este nombre significa mucho porque tiene una herencia en las motos de carretera y de circuito. Esta conexión entre las versión de carreras y la de calle es algo que en Suzuki siempre hemos creído. La GSX-R y la RR son hermanas reales, no solo por su diseño, también porque las innovaciones técnicas que desarrollamos y probamos en las carreras tienen una aplicación directa en los modelos de serie.

Esta decoración se mantendrá tanto durante el Gran Premio de Alemania como en el próximo que tendrá lugar en otro mercado muy importante: el americano. Allí, en el Gran Premio de Indianápolis lucirá orgullosa unos colores con los que una leyenda tuvo también el honor de debutar en competición: Kevin Schwantz.

Suzuki GSX-R 750 1985

Vía | Suzuki

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio