Compartir
Publicidad

Motegi sí, pero de lejos

Motegi sí, pero de lejos
39 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es algo que viene comentándose desde hace tiempo, sin embargo, nadie sabe aún que ocurrirá con el Gran Premio de Japón planeado para el día 2 de octubre. Los pilotos de MotoGP, incluso ahora también los de Moto2, han coincidido en firmar un documento en el que piden o exigen garantías mínimas para asegurar la salud de todos. Hará un par de días el debate volvió a la palestra en Twitter con personajes del mundillo como Dennis Noyes, Mela Chércoles o David Emmet (motomatters). Dennis está convencido de ir y asegura que de no hacerlo pecaría de poca profesionalidad. David coincide con el periodista de la cinta americana mientras que Mela no irá a Japón como si hay carreras como sino.

Pude también intercambiar opiniones con aficionados japoneses; en general, respetarían cualquier decisión que se tomara pero reconocen que tristemente la afición se ha dividido en este tema. No es de extrañar. Desde que aquel devastador tsunami acabara con buena parte de las infraestructuras de la zona surgió un campaña de solidaridad, We for Japan, que sigue sintiéndose en cada carrera o evento y que tiende la mano a los afectados por seísmo. Y en mi humilde opinión, no celebrar la carrera por un plante de los pilotos sería soltar de nuevo esa mano, un gesto algo hipócrita después de todo.

Es cierto que la salud está por delante. Comprendo que Jorge Lorenzo y compañía se preocupen, son jóvenes y tienen toda la vida por delante. Desconozco que riesgos para la salud puede haber por ir a correr al circuito de Motegi, a 110km de Fukushima, pero puedo imaginarme lo que económicamente puede suponer no albergar un evento deportivo de este calibre. Desde hoteles a restaurantes que dejan de contar con ese extra de ingresos a tiendas de ropa o souvenirs sin clientela. Por no hablar del palo que propinaría a la moral de los japoneses, a miles de niños que siguen viendo en los pilotos de MotoGP sus mayores héroes pero que a la hora de la verdad se lavan las manos.

Volviendo a lo deportivo. Recordemos primero que sería una de las últimas carreras del campeonato. Ahora imaginemos por un momento que la FIM y Dorna coinciden en celebrar el Gran Premio pero que los pilotos deciden no ir. ¿Y si a la hora de la verdad aparece en Motegi uno de los pilotos que lucha por el campeonato para hacerse con la victoria? No resulta tan improbable como parece, y es que en Fórmula 1 ya vimos algo parecido cuando los neumáticos no podían dar un mínimo de seguridad.

Al final, en octubre, tendremos GP de Japón y nos lo pasaremos en grande con las tres categorías y a saber entonces quienes son los pilotos que luchan por los títulos. Nada le ocurrirá a nadie, la sociedad japonesa se volcará, como siempre, con el motociclismo y esto será una más de las polémicas del último año de las 800cc, bastante movidito de momento por cierto.

Foto vía | Repsol Media

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos