Compartir
Publicidad

MotoGP Alemania 2011: Medio aplauso a Dirección de Carrera

MotoGP Alemania 2011: Medio aplauso a Dirección de Carrera
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer, durante los entrenamientos libres y oficiales vivimos un par de ejemplos de acciones que no nos gusta ver en nuestro deporte. Justo. Me estoy refiriendo, cómo no, a las actitudes que mostraron tre pilotos a los que, lejos de tener algún tipo de manía, admiro, respeto y disfruto viendo pilotar: Héctor Barberá, Scott Redding y Marc Márquez. El primero ha sido penalizado con 1.000 euros por la peineta que le dedicó a Nicky Hayden al final del entrenamiento, el segundo con 3.000 euros por propinar un manotazo al tercero, Marc Márquez, quien tampoco se salva con otra multa de 1.000 euros. Y es que Marc, por mucho que nos guste, también perdió las formas y despidió al británico con otra peineta en boxes.

En el caso de Héctor el gesto viene propiciado porque Nicky corta gas al salir de la última curva justo cuando el piloto del equipo de Aspar venía haciendo una buena vuelta, no me atrevería a decir que chupando rueda. Nicky se queda parado y obliga al resto a que cambien su trayectoria. El enfado de Barberá es monumental y tras la primera bronca el de Dos Aguas pasa adelante, se gira, y hace la peineta al de Kentucky. Scott, por su parte, dio un manotazo a Márquez porque a su juicio –yo no he podido comprobarlo– el catalán corta gas en la curva anterior.

A 160-180 pulsaciones se ponen los corazones de los pilotos cuando están dando una vuelta “cualquiera”, dato que podemos comprobar gracias al sensor que lleva Karel Abraham por ejemplo. En ese estado, inundado por la adrenalina, siempre rozando el límite que te puede llevar a la caída, diré en su defensa que entiendo perfectamente el enfado que hemos visto si te encuentras un piloto que circula a 20 o 30 km/h menos que tú. Sé que es muy complicado ponerse en la piel de otro, la empatía no es algo que salga de la noche a la mañana; hay gente que desarrolla ese aspecto y gente que no lo hace. Consciente de ello me he propuesto traeros un ejemplo.

Junto al Campeonato del Mundo de Superbikes se desarrolla también otros paralelos de distinto nivel y cilindrada: Supersport, Superstock 1000 y Superstock 600. Pues bien, situémonos, es la Ronda pasada de la República Checa en el circuito de Brno y los chicos de STK600 salen a dar la vuelta de calentamiento. Cae un piloto y como reacción a ello otro que circula por la pista levanta la mano cortando gas. Ésto es lo que ocurre:

Como veis, pudo acabar mucho peor. Éste es el peligro del juego que ponen en práctica algunos cuando en la vuelta de calentamiento van tan lentos que son sobrepasados por el safety car o de cortar gas sin previo aviso porque has terminado tu vuelta o esperas a cierto piloto para fijarse en sus trazadas. Ya nadie podrá negarme que esa manía es algo peligroso.

Sin embargo, es necesario decir que si estás en un campeonato mundial es porque eres un piloto profesional y, como tal, debes saber comportarte. Es decir, estamos ante dos actitudes que deben acabar; una primera, estar en pista circulando a una velocidad anormalmente lenta y una segunda, la reacción ante la primera. Es por ello por lo que no puedo dar el aplauso completo, porque han sancionado el efecto pero no la causa. Sancionan el enfado y el descontrol pero no lo que lo produce.

Dirección de Carrera va por el buen camino pero no debe dejar flecos sueltos que hagan que uno de los afectados pueda sentir algún tipo de favoritismo o injusticia.

Foto vía | MarcVDS
Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos