Compartir
Publicidad

La mala elección de neumáticos castiga a Honda con un cuarto y quinto puesto en la carrera de Catar

La mala elección de neumáticos castiga a Honda con un cuarto y quinto puesto en la carrera de Catar
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los pilotos del Repsol Honda no llegaron al Gran Premio de Catar en las mejores condiciones. Los problemas de aceleración han sido el principal quebrado de cabeza para los ingenieros de la marca japonesa durante toda la pretemporada y ahora, cuando toca poner las cartas sobre la mesa, llegan las consecuencias: Marc Márquez y Dani Pedrosa fuera del podio y sufriendo, a más de seis segundos del ritmo de Mavercik Viñales, campeón de la primera carrera de la temporada.

Las idas y venidas en la parrilla de MotoGP, las malas condiciones de pista, la bajada de las temperaturas o la espera de más de 45 minutos a la salida castigó a muchos de los pilotos de la categoría reina, pero no a todos por igual. La casa de Honda se dejó guiar por el miedo y los consejos de Michelin, y minutos antes de que diera inicio la carrera tomaron la decisión de cambiar y montar el neumático delantero medio, el que llevaba el resto de la parrilla, y que más tarde, le costó el podio al defensor del título, Marc Márquez.

Marc apostaba por el neumático duro

Honda 1005

"Es de lo que más me arrepiento este fin de semana", decía el piloto de Cervera tras la carrera en referencia al cambio de última hora. Márquez iba a salir con el neumático duro, a priori la mejor opción para los pilotos Honda. El punto crítico de la casa de Tetsuhiro Kuwata es la falta de aceleración, lo que obliga a los pilotos de Repsol a contrarrestar la pérdida de tiempo con frenadas al límite en cada una de las curvas. Esto castiga duramente a los neumáticos por lo que la importante de su elección se multiplica.

Márquez: "De lo que más me arrepiento este fin de semana es de haber cambiado el neumático delantero"

La apuesta por el neumático duro cambió cuando llegó la preocupación de que el blando no llegara a calentarse debido a la bajada de las temperaturas. "Nos ha entrado un poco el miedo y por querer asegurar nos hemos confundido cambiando el duro que había escogido yo por el medio que recomendaba Michelin. A las cinco vueltas, mi rueda delantera estaba destrozada", decía Marc que automáticamente cambió el objetivo marcado de entrar al podio por el de terminar la carrera.

Honda003

El cinco veces campeón del mundo trató de plantar cara durante las primeras vueltas y luchó con los tiempos de cabeza de Andrea Dovizioso o Maverick Viñales, sin embargo Márquez comenzó a perder ritmo y se fue alejando del grupo de cabeza intentado evitar la pérdida de más posiciones. Finalmente, el 93 terminó en la cuarta posición, a más de seis segundos y medio de Maverick Viñales.

Por otro lado, su compañero de box, Dani Pedrosa, mantuvo un ritmo constante durante las 20 vueltas de la carrera, gestionando neumáticos y manteniendo la quinta posición hasta el final. A poco estuvo de ser pillado por Aleix Espargaró, quien protagonizó un carrerón con la Aprilia y al que le faltaron un par de vueltas para alcanzar la Honda de Pedrosa, les diferenció 0.523 a la hora de entrar a meta.

En 2016 comenzaron con los mismos problemas

Honda002

Pero este no ha sido el peor momento para el HRC, el año pasado terminaron la pretemporada con serias dudas sobre como salvarían el año. Honda llegaba con muchas más dificultades que Yamaha o Ducati, sin embargo, si alguien puede hacer un milagro ese es Marc Márquez, tal y como demostró en la temporada 2016.

Estas dos semanas servirán para resolver errores y llegar a Argentina con todas las fuerzas posibles. El año pasado los pilotos Honda triunfaron sobre el circuito de Termas de Río Hondo consiguiendo dos de los escalones del podio con Márquez primero y Pedrosa tercero.

Fotos | Repsol Media
Más información | MotoGP
En Motorpasión Moto | GP Catar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos