Compartir
Publicidad
Publicidad

Gran Premio de Gran Bretaña 2008: revolución, injusticia y arrase

Gran Premio de Gran Bretaña 2008: revolución, injusticia y arrase
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Gran Premio de Gran Bretaña es siempre un espectáculo, y la edición 2008 nos dio una buena prueba de ello en las tres categorías. En el año posterior al dominio con mano de hierro de Casey Stoner y su Ducati, y tras unas carreras aciagas con más dificultades de las previstas para volver por los fueros que lo auparon a campeón del mundo, el australiano bañaba a sus rivales saliendo desde la pole y abriendo un hueco de más de seis segundos con Valentino Rossi, segundo clasificado.

En esa ocasión Valentino tuvo que pegarse con Dani Pedrosa, que había protagonizado una remontada de las suyas y que a la postre no pudo adelantar al italiano, conformándose con un importante podium. Jorge Lorenzo se dedicaba también a remontar desde las últimas posiciones de la parrilla hasta la sexta posición, en un alarde de recuperación física muy importante.

En 250cc Simoncelli campaba a sus anchas

dm1214147194.jpg

A pesar de ser un piloto rapidísimo, Marco Simoncelli nos enseñaba una vez más la cara más oscura de las carreras entregando en bandeja la victoria a Mika Kallio en detrimento de Álvaro Bautista, al que había echado fuera de la pista "más o menos sin querer queriendo". Era una de las claves de la temporada, al fin y al cabo no fue la primera vez ni la última que Marco Simoncelli fue protagonista por acciones arriesgadas.

En fin, una carrera que estaba en bandeja para el español y que una maniobra de esas de "quepo por mis coj..." echó a la basura. Este año esperamos que la victoria no se le resista a Álvaro, y que comience a pisar fuerte de verdad para hacerse con el mundial que le robó le ganó Simoncelli en 2008.

125cc fue la revolución de los quinceañeros

Como lo expresaba Héctor en aquélla ocasión, la carrera de 125 cc fue la revolución de los quinceañeros, con Scott Redding proclamándose vencedor de un GP a la tierna edad de 15 años y 170 días y con Marc Márquez con diez kilos de lastre (y también 15 años claro) subiendo al tercer peldaño del cajón. Sin duda Marc era todo un peso pluma de aquéllas, aún es hoy que no creo que haya engordado mucho.

Las perspectivas para el Gran Premio de Gran Bretaña 2009 son muy buenas si atendemos al GP de Alemania pasado, estaremos atentos a lo que acontece este fin de semana, vayan haciendo sus apuestas, señores.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos