Publicidad

Analizamos las frenadas de Assen: dificultad media y muchas curvas a derechas

Analizamos las frenadas de Assen: dificultad media y muchas curvas a derechas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La octava cita del Campeonato del Mundo de MotoGP 2016 va a celebrarse en La Catedral, el mítico circuito del TT de Assen acogerá 170 carreras del más alto nivel y se erige como la única pista que ha acogido todos los años de su historia las carreras del mundial de motociclismo. Y que este año, por cierto, se corre por primera vez en domingo.

Dentro de sus 4.542 metros de longitud total es una de las pistas con la recta más corta, sólo 487 metros, lo que se traduce en una velocidad punta bastante escueta conseguida por Andrea Dovizioso de 318 km/h y una categoría 2 sobre 5 de exigencia con los frenos. Pero veamos en detalle los datos que nos ofrece Brembo.

La Catedral: carreras de infarto con pocas frenadas

Assen es especialmente exigente con el flanco derecho de los neumáticos, el total de 18 curvas se reparten en 12 a derechas y sólo seis a izquierdas. La media de velocidad de las curvas es realmente alta, tanto que la media de velocidad más alta conseguida por Valentino Rossi en 2015 de 176,5 km/h es sólo un kilómetro por hora más lenta que la media más rápida conseguida en Mugello.

El reto en la pista Holandesa por tanto es mantener los frenos en temperatura para que trabajen adecuadamente cuando son necesarios, por lo que se usará el equipo delantero de carbono de menor diámetro. Un circuito muy técnico y difícil para los pilotos, pero no tan complicado en las frenadas.

Assen2

El tiempo empleado en las 10 zonas de frenada supone al final de cada carrera 13 minutos, igual que Barcelona, con una deceleración media de 1,14 g. Al final de los 40 minutos de carrera, las manetas de freno soportan una fuerza total de 11,5 toneladas.

Considerando las características de cada frenada, ninguna está catalogada de mucha dificultad, seis son medias y cuatro suaves. La más complicada es la curva 1 (Haarbocht), donde se decelera para un ángulo descendente a derechas desde 286 km/h hasta 107 km/h durante cuatro segundos y medio y 240 metros con una fuerza de 6,8 kg sobre la maneta. La curva 14 sería similar a esta bajando de 281 km/h a 176 km/h.

El resto son "asequibles", ya sabéis. Pero claro, de todas las curvas, la que más nos interesa es la chicane de final de meta. ¿Nos tocará otro año aguantar la respiración hasta la bandera de cuadros?

Vía | Brembo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir