Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Aficionados o fanáticos?

¿Aficionados o fanáticos?
Guardar
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Escribo este post un día después de volver de presenciar en directo el GP de Catalunya en Montmeló. Que puedo decir, una experiencia maravillosa una vez más, con tres carreras con sorpresas y bastante entretenidas.

Sin embargo, quisiera hacer hincapié en lo que considero la nota negativa del Gran Premio. Como dije en la previa, dudaba en como se recibiría a Simoncelli después del encontronazo con Bautista en Mugello. Dudaba, puesto que por estás fechas, la temporada pasada, también llego a Montmeló tras protagonizar una acción bastante más peligrosa contra Barbera también en Mugello. No obstante, tenía esperanzas de que no ocurriese nada, puesto que precisamente por lo ocurrido el año pasado, donde, con bastantes más espectadores presentes, se puede decir que la afición supo comportarse dignamente.

Desgraciadamente, en esta ocasión no fue así. Simoncelli fue ampliamente insultado y pitado a lo largo de los tres días en los que transcurrió el Gran Premio. Algunos sectores de la afición, se comportaron como masas energúmenas al más puro estilo de los hooligans del fútbol cuando se produjo la caída del piloto italiano en la vuelta tres, con insultos, pitadas y cortes de manga. Puedo entender hasta cierto punto que alguien se alegre de la caída de un piloto rival si esta no tiene consecuencias físicas para el piloto; y más en este caso cuando se trata de Simoncelli, piloto que ha jugado sucio contra varios pilotos, especialmente españoles, a lo largo de estos dos años y que ha salido impune de todas estás acciones.

Pero de ahí, a oír cosas como “¡muérete!”, “pena que no te partieses las piernas”… o leer cosas en ciertas pancartas, que exhibían leyendas del tipo “Simoncelli vamos a por ti” o la escena vivida en el paddock por una amiga mía, que me aseguraba que a las puertas de la entrada trasera del box de Simoncelli un grupo de “energúmenos” (por no llamarlos de otra manera), esperaban al piloto italiano al grito de “¡Simoncelli asesino!”

Este tipo de cosas me repugnan, las repudio totalmente y si por mi fuera expulsaría a toda esa gente de los circuitos, porque ya dentro de lo malo, son lo peor con lo que podemos encontrarnos; como esto siga así, al ritmo que vamos, empezaremos a ver peleas entre aficionados por el mero hecho de ser seguidores de pilotos distintos. Ya son absurdas las peleas entre aficiones rivales de equipos de fútbol, para cuanto más entre aficionados de diferentes pilotos. Que una persona realice un acto repudiable, no nos da derecho a hacer lo mismo.

Foto | Crash.net

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos