Compartir
Publicidad

Yamaha anuncia hoy, el cierre de la fábrica española

Yamaha anuncia hoy, el cierre de la fábrica española
Guardar
35 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El grupo Yamaha cerrará sus instalaciones de Palau-solità i Plegamans (Barcelona), donde trabajan 430 empleados. Muy malas noticias en estos tiempos de crisis y además la historia se repite siguiendo la estela de Honda que anunció en 2009 el traslado a Italia de su producción española. Honda actualmente sólo mantiene en Barcelona la actividad comercial y una línea de pintura.

La dirección de Yamaha comunicará su decisión a la plantilla hoy junto con la propuesta de recortar 400 puestos de trabajo. El lanzamiento de la nueva Yamaha X-Max en el 2010 permitió superar los expedientes de regulación de empleo (ERE) temporales e incrementar la cifra media de trabajadores de 409 en el 2009 a 440 en el ejercicio pasado. A final del 2010, la factoría contaba con una plantilla de 550 empleados incluyendo los temporales contratados de refuerzo.

Factory Yamaha

La compañía no ha querido hacer declaraciones, pero según hemos podido leer, la decisión responde a la caída del 47% de las ventas de Yamaha en Europa en los últimos tres años. Las instalaciones actuales tienen capacidad para producir 130.000 unidades. Mientras que en 2010, la fabricación fue inferior a las 96.000 motocicletas. En Europa, Yamaha también cuenta con un centro productivo en Francia y aunque el destino de la producción realizada hasta ahora en España no ha trascendido, se rumorea que la fábrica francesa podría acoger esta producción.

De todos es conocido que tanto Honda como Yamaha en su día instalaron fábricas en España comprando Montesa o Sanglas. Y lo hicieron por las mismas razones que hoy lo hacen en otros sitios. Entre otras por la proximidad al mercado, razón esta que ha quedado invalidada, ya que las buenas comunicaciones hacen posible fabricar al otro lado del mundo y comercializar aquí. Y otra de las razones es porque las condiciones eran mas favorables, subvenciones con dinero público, mano de obra cualificada y no excesivamente cara, etc…

Es lícito desde el punto de vista empresarial que se vayan por que fabricando en otro país el beneficio aumente. Pero y todo el dinero público que se dio en su momento por la generación de empleo que suponía la instalación de estas fábricas. ¿Nos olvidamos de él, o sería igual de lícito pedir su devolución?

Muy mala pinta tiene este anuncio de Yamaha, pero esperemos que la administración, sindicatos y demás, hagan lo posible para que más de 400 familias no se queden sin empleo de un plumazo. También tendremos que cruzar los dedos para que el grupo Piaggio no siga esta misma política de Honda o Yamaha y no nos quedemos sin Derbi en breve.

Vía | El periódico Fotos | Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos