Compartir
Publicidad

El arte de la excusa

El arte de la excusa
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De libro es el post de Chicho Lorenzo (padre de Jorge Lorenzo) en su blog, en el que analiza el dificil y tan a menudo recurrido arte del excuseo por parte de los pilotos. Todo el mundo conoce las excusas más famosas del mundo de las motos, a mi las más sui géneris me parecieron siempre las de Sete Gibernau, que era capaz no sólo de ponerlas, sino de abstraerse de la realidad de manera pasmosa.

Chicho hace un repaso de la historia de las excusas, y pone ejemplos de las más variadas y manidas frases que escuchamos cada fin de semana de carreras. Es cierto que no todos ponen excusas, pero sí el 95% ya que, aparte de tapar posibles defectos que no deben salir a la luz para no perjudicar la imagen del piloto, está el secreto profesional. La selección que ha hecho merece la pena, pasaros a leerla porque yo me he pasado un buen rato imaginando el cuento que hay que echarle para decir según que cosas. Para que sepáis qué os váis a encontrar, os hago una pequeña lista de las perlas:

  • Excusas con palabras en ingles
  • Excusas sobre adaptación a la nueva moto o categoría
  • Las que se refieren a la calidad del piloto en cuestión
  • Como explicación a una situación de la que no se consigue salir
  • Cuando se echa la culpa a otros pilotos de los propios errores
  • Aquellas en las que se hacen referencias a distintas partes de la moto
  • Excusas gestuales
  • Cuando ya se va de superman

La mejor, desde luego es la que cito a continuación, que no tiene desperdicio, aunque no se si se puede considerar excusa, o que...

"Sucedió hace algunas temporadas en el Campeonato del Mundo, un piloto entraba a boxes a las pocas vueltas de comenzar la carrera, cuando se le pregunto el motivo no dio muchas explicaciones, solo que la moto no iba. Los miembros del equipo se quedaron muy extrañados. Mientras tanto, el piloto en cuestión, sin perder tiempo se puso su ropa de calle y desapareció. Al final el director del equipo se entero que la acompañante, con la que había aparecido el piloto en aquella carrera, había venido sin el conocimiento de sus padres y para regresar sin que se descubriese el pastel, debía de coger el avión de regreso con el tiempo tan justo, que de haber concluido la carrera no hubiesen podido llegar a la hora. Increíble pero así fue. Era un piloto español".

Impagable... ¿quién sería ese piloto español?

Vía | El blog de Chicho Lorenzo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos