Publicidad

Los rumores sobre la Superbike con motor V4 de Honda continúan: podría llegar en 2019

Los rumores sobre la Superbike con motor V4 de Honda continúan: podría llegar en 2019
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Como de costumbre, desde Japón suelen llegar los rumores más aventurados del mundo de la moto, especialmente cuando se trata de marcas japonesas. En este caso la revista Young Machine vuelve a incendiar los mentideros sobre la hipotética Honda V4.

La publicación japonesa asegura que la marca del ala dorada estaría preparada para un programa de evolución bianual de su Superbike. La primera fase del proyecto ya la habríamos visto con la llegada en 2017 de una renovada (de manera tibia) Honda CBR1000RR Fireblade y sus hermanas anfetaminadas SP y SP2. Ahora le toca el turno a la artillería pesada.

Honda V4: el mito que podría renacer en 2019

Honda V4 2019 1

Efectivamente la nueva Fireblade ha sido un salto adelante con uno de los conjuntos más capaces sobre todo en carretera, con una agilidad felina, algo más de potencia y un buen apartado electrónico con acelerador electrónico, modos de conducción, control de par y ABS con asistencia en curva (en las versiones SP).

Por desgracia, esta evolución no ha llegado ni mucho menos a los niveles esperados de Honda y se ha quedado un paso por detrás de los modelos de la competencia. El salto con respecto al modelo 2008 no ha sido suficiente y Honda (que no es tonta) podría haber acortado el ciclo de vida de la 2017 para introducir un nuevo modelo en 2019.

Honda Vfr750r Rc30 Honda VTR750R RC30

Las evoluciones cada dos años nos recuerdan a la época dorada de las deportivas cuando cada dos temporadas las marcas se afanaban por sacar modelos cada vez más radicales. El nuevo modelo debería satisfacer las necesidades mínimas para competir con motos de la talla de la Kawasaki ZX-10R Ninja, Ducati Panigale V4, Yamaha YZF-R1 o al menos superar a la Suzuki GSX-R1000, una moto con un planteamiento teóricamente similar a las Honda, no tan radicales.

La lógica nos haría pensar que Honda ha buscado un nuevo motor ajustado a las últimas tendencias en el Campeonato del Mundo de Superbike. El propulsor de cuatro cilindros en línea abandonaría su configuración tradicional en favor de un cuatro cilindros en uve, la configuración que estrenó Aprilia con su RSV4 en la era moderna del WSBK y al que se ha sumado Ducati con el Desmosedici Stradale. Yamaha lo ha simulado con el cigüeñal Crossplane con buenos resultados.

Honda Cbr1000rr Fireblade Sp Sp2 2017 034

Esta afirmación se apoya en la filtración de patente registrada por Honda a finales del año pasado, donde pudimos ver una silueta que se asemejaba a las RC213V y que en su interior encerraría un motor que, como en el caso de la Panigale V4, derivaría directamente del utilizado en la categoría máxima del motociclismo.

Por contra, la política de producto de Honda se centra en crear modelos que saquen su mejor cara en carretera, alejándose de la lucha por las prestaciones puras. Ahí tienes el ejemplo de la Honda CRF1000L Africa Twin con unos suficientes 95 CV.

Veremos qué ocurre. Quizá para Honda ya sólo exista MotoGP como competición relevante sobre asfalto y todo esto se humo, o bien la casa del ala dorada tenga un arma preparada de la talla de las míticas RC30 y RC45, aunque con un precio con 30.000 euros como límite, que es lo que marca el reglamento.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir