Publicidad

Yamaha XV950 'El Ratón Asesino' by Marcus Walz
Custom

Yamaha XV950 'El Ratón Asesino' by Marcus Walz

Publicidad

Publicidad

Cuando una marca como Yamaha llama tres veces en los últimos cinco años a la puerta de Marcus Walz parece muy claro que los japoneses están muy contentos con las transformaciones que el taller del alemán hace con las motos de la marca de los diapasones. Recordemos que ya transformó la Yamaha V-Max y la Yamaha T-Max en el programa denominado Hyper Modified.

Ahora le han llevado una Yamaha XV950 de las que están participando en el Yard Build de Yamaha y le han dejado hacer. El resultado es El Ratón Asesino, una moto que busca a través de los cánones del Cafe Racer recordarnos aquellas Yamaha de los años setenta/ochenta que, con el genial Kenny Roberts a los mandos, arrasaba en los circuitos.

Yamaha Xv950 El Raton Asesino By Marcus Walz

En este caso lo primero que se modificó fue el sub-chasis trasero y el basculante. Ambos fueron sustituidos por elementos fabricados a mano que incluyen detalles como la luz trasera integrada en el tubo del subchasis que aguanta el asiento. El depósito también se fabricó a mano y le instalaron un bonito tapón y boca de llenado tipo Monza.

En el aspecto estético de la carrocería se ha invertido bastante tiempo, con un carenado especialmente diseñado para el faro delantero, el depósito y un colín con asiento integrado tapizado con cuero. El guardabarros delantero también está especialmente fabricado, así como su soporte.

Yamaha Xv950 El Raton Asesino By Marcus Walz

En el apartado mecánico, las suspensiones han sido modificadas al gusto de Walz. Delante se han montado unos muelles progresivos en la horquilla, y detrás se ha optado por unos amortiguadores Ohlins totalmente regulables. Las llantas usadas son unas Marvic especialmente adaptadas fundidas artesanalmente en aleación de Magnesio.

Los mandos, junto con los semi-manillares, las manetas de freno y embrague y sus respectivos depósitos los firma LSL. El puño es de accionamiento rápido y el diminuto cuentakilómetros es una pieza de Moto Gadget. En al motor de la Yamaha XV950 no se ha hecho más que retoques estéticos, consistentes en cambiar algunas tapas y poco más. El escape original se cambió por uno artesanal y un silencioso SC-Proyect.

Yamaha Xv950 El Raton Asesino By Marcus Walz

Por desgracia en el trabajo de personalización se ha optado por eliminar el sistema ABS (y la batería original). Con lo que ahora El Ratón Asesino utiliza una instalación eléctrica más sencilla que se esconde casi toda debajo del depósito y utiliza una batería de litio de sólo 400 gramos de peso. Junto con el ABS se marcharon los discos de frenos originales, que fueron sustituidos por otros de forma ondulada.

La pintura ya hemos dicho que quiere ser un homenaje a la que utilizaba Kenny Roberts en sus motos de competición, pero en vez del amarillo chillón del norteamericano se ha optado por un azul pálido. Lo que no se ha obviado son los "speed blocks" que todos recordamos de aquellas motos. Porque Walz ha mirado hacia sus inicios para inspirarse, recordando una Yamaha RD80 que fue su primera moto con 15 años.

A continuación podéis ver el vídeo oficial de la Yamaha XV950 El Ratón Asesino y algunos momentos de su creación. Me da que con lo contentos que están en Yamaha con el trabajo de Marcus Walz veremos muchas más transformaciones sobre Yamaha en los próximos años.

Vía | Yamaha Motor Europe

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir