Compartir
Publicidad

Honda CBR1000F Custom por Ian McElroy

Honda CBR1000F Custom por Ian McElroy
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quizá a los mas jóvenes no os suene esta moto, o si lo hace penséis que se trata de un anacrónico monstruo que ya no tiene mucho sentido. Y en buena parte lleváis razón, la Honda CBR1000F nació en 1987 e inmediatamente atrajo la atención de los medios con su enorme y perfilado carenado, que le permitía alcanzar velocidades cercanas a los 260 km/h con su enorme motor de cuatro cilindros en línea que daba 130 CV gracias a sus 16 válvulas. Era lo que Honda pensaba que iba a ser la mega-touring del siglo. Por desgracia para ellos el consumo de gasolina y su excesivo peso no la convirtieron en una supervéntas. Aunque de vez en cuando te encuentras una "despistada" por ahí que puesta en las manos adecuadas puede acabar convertida en la espectacular moto que puedes ver en las fotos que ilustran este post.

Honda CBR1000F Original

Dos años de trabajo le ha costado a Ian McElroy construir esta espectacular moto. Como siempre, el trabajo comenzó desvistiendo de su carenado a la moto original, para luego inspirándose en la línea angulosa de la KTM RC8 ir fabricando a mano casi todas las piezas que vemos.

Los guardabarros quizá son de las piezas que más llaman la atención. Están fabricados a mano partiendo de planchas de aluminio, igual que el resto de partes del cuerpo de la moto. Los relojes originales fueron sustituidos por un nuevo conjunto que comercializa la marca Veypor, que es capaz de medir la fuerza G, velocidades punta, tiempos por vuelta o por cuarto de Milla y por supuesto la velocidad instantánea y las rpm del motor. Un conjunto bastante interesante que puedes comprar por correo en la web del fabricante para instalarlo en tu moto. Aunque no se hasta donde será legal esto en la ITV.

Honda CBR1000F Custom

El motor casi no se ha modificado, solo se ha instalado unos filtros K&N y un sistema de escape bastante elaborado. Esto proporciona un sonido tipo moto Dragster acelerando en la pista. Su construcción le ha llevado bastante tiempo, ya que Ian lo fabricó artesanalmente uniendo tubos de aluminio de diferentes diámetros. Otra parte interesante es el colín, que incluye un canal en el que van situados una fila de Led que se encargan de la luz posterior. Una solución bastante limpia e integrada en el colín que también se fabricó a mano partiendo de planchas de aluminio.

Vía | Bike Exif Foto original | Wikipedia Mas información | Custom Fighters; Veypor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos