Publicidad

Baroc Custon, ¿de verdad hace falta ir tan lejos?

Baroc Custon, ¿de verdad hace falta ir tan lejos?
12 comentarios

En el mundo de las transformaciones suele valer aquello de pasar los límites y ser el más radical te garantiza tus 15 minutos de gloria. Vale, ¿pero hacía falta ir tan lejos como ha ido Toni Belgiug, un amigo rumano con su Baroc Custom? A mi me parece que no, aunque ha conseguido que hablemos de él en la red.

Partiendo de una Yamaha Virago 535, bueno de una Yamaha, no, tan sólo de su motor. Nuestro amigo ha armado una moto a base de tubos doblados, paciencia y bastante creatividad. Lo que pasa es que me parece que en algún momento se le fue la cosa de las manos, porque ha querido ser tan minimalista que un poco más y no puede ni conducirla, porque la postura de conducción se asemeja más a un instrumento medieval de tortura que a una moto. Eso si, en su pueblo (o donde viva) seguro que hablan mucho sobre su creación.

¿Menos es más? ¿Cómodo de conducir? ¿Prestaciones? Quita, quita, a mi lo que me gusta es ir en una moto diferente a las demás. Ole tus cojones bemoles.

Vía | Autoevolution

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios