Publicidad

Haz el mantenimiento tú mismo: tensado y engrase de la cadena

Haz el mantenimiento tú mismo: tensado y engrase de la cadena
6 comentarios

¿A quién no le gusta lavar su moto y dejarla reluciente? No hay nada mejor como estrechar el vínculo entre nuestra moto y nosotros, pero hay veces que terminamos recurriendo a los talleres más de la cuenta sin pensar que hay cosas que podemos hacer nosotros mismos sólo con un poco de voluntad.

Hoy vamos a hacer un repaso sobre una de las operaciones de mantenimiento más típicas y que menos cuestan de hacer en casa: el tensado y engrase de la cadena. Ya se que igual es contaros cosas que ya sabéis, pero os aseguro que conozco a más de uno y de dos a quienes les vendría bien echar un vistazo. Y oye, que tampoco hay que darlo todo por sabido.

Cuidar de tu propia moto es lo más gratificante que hay. Trabajando en ella por poco que sea fortaleceremos el vínculo entre el piloto y su montura

Lo primero es responder a dos sencillas preguntas: ¿Cuándo tenemos que tensar la cadena? Respuesta fácil: cuando se suelte. ¿Y cuándo hay que engrasar la cadena? Cada vez que la tenses y alguna que otra vez más entre tensados.

Hay quien se esfuerza por cuantificarlo todo y establecen periodos de tensado y engrase cada X kilómetros, pero es que eso es tan relativo que no tiene mucho sentido. Depende del uso que le des a la moto, del tipo de moto, del peso con el que uses la moto.

Mi recomendación es que si la usas como un elemento de ocio, como es mi caso, incluyas esta operación dentro de las rutinas previas como la revisión de niveles, presión de los neumáticos y todas esas cosas que cada uno hace como ritual antes de salir de ruta y que nos unen sentimentalmente a nuestras monturas. Si la utilizas habitualmente ya queda en tus manos. Una vez a la semana, cada dos semanas, cada mes...

Aunque a decir verdad, y aquí dejamos ya dicho lo primero, el tensado, pero sobre todo el engrasado de la cadena, debe hacerse cuando no vamos a usar la moto. El motivo lo comentamos más adelante.

Tensado de la cadena

2016 Yamaha Yzf R1 World Superbike 14

Es probable que nos encontremos con sistemas diferentes para tensar la cadena de una moto a otra, pero al final todos trabajan de la misma manera. Sólo tenemos que imaginar que el basculante es una pieza fija y que el eje de la rueda trasera lo desplazaremos hacia atrás para que la cadena coja tensión.

Más o menos esto se hace siempre de la misma manera. Unas piezas metálicas sujetan el eje al basculante, y son estas piezas las que tendremos que posicionar más adelante o más atrás mediante unos tornillos, placas giratorias con muescas u otros sistemas. El resultado siempre es el mismo, desplazar el eje hacia el extremo del basculante para que la cadena es estire.

Las herramientas que necesitaremos para realizar esta operación son bastante sencillas y están al alcance de cualquiera. Suele bastar con una llave inglesa grande y un par de llaves fijas.

Al tensar la cadena debemos tener en cuenta que luego nos subimos encima de la moto y la cadena se estira. Si la dejamos tensa sin peso, cuando nos montemos estará excesivamente rígida

Para meternos en faena lo primero es aflojar la tuerca grande que sujeta el eje. Podemos tener sólo una en un lateral del basculante o dos en caso de que lleve tuerca por un lado y contra-tuerca por el otro. No hace falta sacar las tuercas, simplemente con aflojar un poco es suficiente, sólo hay que liberar el eje.

Lo segundo es proceder al tensado de la cadena. Esto es cuestión de probar hasta que le cojáis la medida, porque suele valer con un poco. Hay que tener en cuenta que sólo tenemos que tensar para compensar lo que la cadena se ha dado de sí por desgaste, así que es mejor aplicar un poco de tensión y comprobar.

2560 3000

La tensión exacta viene reflejada en el manual de la moto, pero la norma habitual es que con la moto en reposo sobre las dos ruedas y nuestro peso encima, la cadena debe oscilar verticalmente un par de centímetros. Vamos, ni mucho ni poco.

Esto lo puedes hacer si alguien te sujeta o tienes un caballete, si no deberás tener en cuenta que al subir nuestro peso a la moto y comprimir las suspensiones, la cadena se estirará ligeramente. Y por cierto, siempre habiendo apretando un poco la tuerca del eje de forma provisional, que si lo dejamos suelto se nos puede liar el asunto.

Es tan malo tensar de más como de menos. Es un proceso de ensayo y error al que tenemos que coger la medida

Si dejamos la cadena demasiado suelta tendremos ruidos porque irá dando bandazos y los elementos de la transmisión final se desgastarán inapropiadamente y de forma acelerada, hasta se nos puede salir. Por el contrario, si la tensamos demasiado estaremos hacieno que los componentes soporten fuerzas mayores, se gastarán antes y corremos el riesgo de que se parta.

Volvemos al procedimiento que ya nos queda poco. Como estamos moviendo dicho eje, tendremos que hacer el mismo poceso exactamente en las mismas proporciones en ambos lados para que la rueda no gire descentrada. Para ello en el basculante y en las piezas móviles encontraremos unas guías en forma de pequeñas líneas o muescas que nos ayudarán a dejar los dos lados equidistantes sin tener que recurrir a tomar medidas. Con los tensores en su sitio, apretamos el eje para que no se vaya a ninguna parte y ya tenemos nuestra cadena tensada.

Engrasado de la cadena

2016 Yamaha Yzf R1 World Superbike 17

Al igual que nos pasa con el aceite del motor, debemos escoger el lubricante que mejor se adapte a nuestras necesidades y nuestros gustos. Lo suyo es que lleven teflón y vayan en un bote presurizado que aplicaremos en spray, pero también podemos llegar a utilizar tipos muy concretos de aceite muy densos y con una untuosidad muy alta, pero no es lo más común precisamente.

Entre las muchos productos disponibles en el mercado podemos elegirlos más líquidos, más densos, más secos, con mayor o menor cantidad de teflón, en espuma… hay una infinidad. Yo personalmente prefiero los que son de una densidad mayor y se quedan “pegados” a la cadena, así luego con el giro se desprenden menos y no manchan tanto la llanta, aunque son un poco más engorrosos de aplicar.

Aunque haya mucha gente que así lo crea o te lo haya dicho tu cuñado, no vale utilizar productos alternativos como lubricantes universales, todoenunos o aceite de motor. Rotundamente no, y si piensas que sí, allá tú.

Bueno, al lío. Con el bote en mano lo más cómodo es subir la moto a un caballete y aplicar el producto apuntando desde el basculante a la vuelta inferior de la cadena para que el sobrante vaya al suelo, donde habremos colocado un cartón, un plástico o un papel para no pringarlo.

Vamos girando la rueda con alegría y aplicando de forma homogénea hasta que tengamos toda la cadena bien lubricada. Pero como todo en esta vida, tampoco hay que pasarse. Si engrasamos en exceso produciremos más suciedad y tendremos la cadena al final llena de porquería que impedirá su correcto funcionamiento.

En el caso de no tener un caballete “de circuito” ni un caballete central donde subir la moto tendremos que recurrir al método tradicional. Engrasar el tramo inferior, mover la moto, engrasar otro tramo y así hasta tener toda la cadena lubricada. Si no tenemos caballete pero tenemos alguien que nos eche una mano, también podemos pedirle que nos eche una mano y que empuje la moto sobre el caballete lateral hasta que la rueda de atrás quede en el aire. Así nosotros podemos girar la rueda con una mano y aplicar la grasa con la otra.

Para limpiar el exceso de grasa que se ha pegado por nuestra moto lo mejor es usar una brocha y gasolina. Los desengrasantes de hogar se comen el brillo

Para acabar, y como os decía al principio, tensar y engrasar la cadena es mejor hacerlo cuando la moto va a estar en reposo unas horas. Cuando tensamos la cadena estamos estirando un poquito cada uno de los eslabones y, por decirlo así, estamos exponiendo a las fuerzas y a las inclemencias pequeñas partes mecánicas que antes estaban ocultas.

Al engrasar la cadena no estamos haciendo mágia, sino que los componentes del lubricante tienen que alcanzar tanto las partes que ya estaban expuestas antes como las que están expuestas ahora, y además tiene que penetrar también en las zonas que van a seguir ocultas.

Y con esto creo que ya está todo. Bueno no, es inevitable que nuestra cadena manche la llanta trasera, el paso de rueda y otras partes de la moto. Para limpiar esos pegotes lo mejor es utilizar una brocha humedecida en gasolina y cuando hemos disuelto la mancha terminar el trabajo con un producto de limpieza apropiado que le vuelva el brillo a la zona.

No hay que utilizar los típicos desengrasantes de limpieza doméstica, puede que funcionen pero a costa de una agresividad química que se termina comiendo el lustre de nuestra querida moto.

Ahora sí, ya hemos trabajado suficiente por hoy. No hay nada como la satisfacción de cuidar de nuestras monturas.

Fotos | Yamaha Racing

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios