Compartir
Publicidad
Publicidad

Welbike, un scooter paracaidista de la Segunda Guerra Mundial

Welbike, un scooter paracaidista de la Segunda Guerra Mundial
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante la Segunda Guerra Mundial el cuerpo de paracaidistas fue un arma que se utilizó masivamente en casi todos los frentes. Gracias a él los ejércitos podían lanzar tropas tras las líneas enemigas y atacar desde ambos lados. Pero en un principio lo de lanzar soldados tras el frente suponía un pequeño problema de movilidad, ya que podías tener un buen montón de hombres dispersos por el campo y el mero hecho de reunirlos de nuevo necesitaba que o se movían a pie o había que diseñar algún tipo de medio de transporte que se pudiese lanzar junto a los propios paracaidistas.

Como lanzar una BSA de más de 150 kg no era la solución, en el Ejecutivo de Operaciones Especiales se pusieron manos a la obra y diseñaron la Welbike. Una pequeña moto que se podía meter dentro de un contenedor y lanzarla con seguridad junto a los propios paracaidistas. El espacio disponible era de 129x38x30 cm, con lo que la moto necesariamente tenía que ser algo muy compacto, así que decidieron que se pudiese replegar el manillar y el asiento.

El motor era un sencillo monocilíndrico Villiers de dos tiempos y 98 cc con una transmisión automática de una sola marcha. Para hacer la moto aún más compacta el depósito iba situado en la misma línea del motor, con lo que necesitaba una pequeña bomba de gasolina para alimentar el carburador o un sistema de presurizado del depósito que fallaba constantemente. La moto se arrancaba simplemente empujándola tras desplegar el asiento y el manillar. No contaba con luces de ningún tipo, ni suspensiones y sólo llevaba un freno trasero accionado por el pie. Según los registros de la época una Welbike podía sacarse del contenedor y ponerse en marcha en tan sólo 11 segundos y no necesitaba ningún entrenamiento especial.

Welbike

Con sus 6,5 litros de gasolina en el depósito la Welbike era capaz de rodar durante casi 145 km a una velocidad de casi 50 km/h. En teoría de esta manera se podía mover un grupo de paracaidistas mucho más rápidamente que andando, aunque la conducción sin suspensiones y por las carreteras de los años cuarenta sería lo más parecido a una prueba de enduro actual. En Excelsior Ltd. se fabricaron tres versiones diferentes, completando 1.200 unidades de la primera versión, 2.400 unidades de la segunda y 1.340 unidades de la tercera. En total 4.940 unidades que fueron lanzadas por los deferentes frentes de la guerra.

Pero a esta genial idea pronto le salió un competidor, los planeadores remolcados, que no solo podían transportar un buen número de soldados si no que también podían llevar un Jeep del ejercito o varias motos convencionales. A esto hay que sumarle que la diferencia de peso entre un paracaidista con todo el equipo y un contenedor con una Welbike implicaba que cada uno aterrizara bastante lejos del otro por culpa de los rudimentarios paracaídas de la época. Así que se perdía la eficacia del transporte inmediato y se abandonó la fabricación de la Welbike para centrar los recursos en otras cosas.

En la actualidad todavía aparece de vez en cuando una de estas Welbike en sitios como e-Bay, pero los precios no son aptos para cualquier bolsillo e imagino que los recambios de algo tan antiguo deben ser prácticamente imposibles de localizar. Como postre os dejo un vídeo de unos soldados actuales probando una Welbike para hacernos una idea de lo penoso del invento.

Vía | Thottle Yard Foto vía Wikimedia Commons | Welbike 1; Welbike 2 Más información y fotos | Welbike; Wikipedia (inglés)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos