¡Vivan las oldies! Honda trae a Europa el programa 'RC30 Forever' para cuidar de sus motos clásicas más icónicas

¡Vivan las oldies! Honda trae a Europa el programa 'RC30 Forever' para cuidar de sus motos clásicas más icónicas
3 comentarios

La Honda RC30 de 1987 está considerada como una de las grandes motos clásicas deportivas y sin duda una de las grandes para la propia fabrica nipona, una pequeña joya del motociclismo deseada por muchos coleccionistas.

Por todo esto Honda ha demostrado gran sensibilidad con su patrimonio de vehículos, de este modo y para todos los propietarios de VFR 750 R que quieren mantener, para seguir usando una de sus RC30 ha puesto en marcha el programa «RC30 Forever» que se basa el la fabricación de piezas nuevas y ahora llega Europa pero que realmente comenzó el pasado año en Japón.

Piezas para el V4 de Honda

RC30 Forever

Con motivo de la celebración de los treinta años de esta deportiva, Honda inició el programa conocido como 'RC30 Forever', que después de las reuniones "de cumpleaños" con clubes de propietarios de RC30, tanto en Japón como en Europa, estos expresaron un gran deseo de mantener estas magnificas motos rodando en carretera y en las mejores condiciones mediante el uso de repuestos originales Honda.

El enfoque clave del programa, según Honda, es mantener a estos propietarios conduciendo con seguridad y confianza. Por ello, aproximadamente 150 piezas originales estarán disponibles para esta legendaria superbike de motor V4 y que para solicitarlas se hará efectivo a través de la red de concesionarios Honda.

Las piezas se producirán de una lista creada tras las reuniones formales entre Honda y los clubes de propietarios al comienzo del proyecto 'RC30 Forever' que conllevó una investigación a través de los archivos RC30 realizada en 2017 y reveló que no se había conservado ninguno de los modelos o moldes de madera originales de la VFR 750 R.

RC30 Forever

Estaba claro que no iba a ser fácil, pues se necesitarían los dibujos originales para hacer avanzar el proyecto. Como todas las motos producidas por aquel entonces, la fabricación de la VFR 750 R se basó en planos dibujados a mano, todo un arte, a partir de los cuales se crearon modelos y moldes físicos. Estos planos contienen muchos menos detalles que los actuales modelos 3D, lo que complica la reproducción de nuevas piezas.

Los planos disponibles se digitalizaron, se ampliaron a una escala de 1 a 1 y se compararon con las piezas restantes en Honda y en los clubes de propietarios para garantizar su máxima precisión. A pesar de este arduo trabajo, todavía existían vacíos en cierta información necesaria para reproducir la calidad de las piezas.

RC30 Forever

Para garantizar que las piezas cumplieran con estos estándares tan altos, era vital involucrar a los miembros del equipo original, muchos de los cuales tenían ya más de 60 años, pero no importó para compartir su conocimiento, pasión y experiencia cuando el equipo del proyecto recreó los nuevos modelos y moldes de madera.

Con la combinación de nuevos dibujos digitalizados y piezas disponibles y la participación de la experiencia de los ingenieros del equipo original de desarrollo, finalmente se llevó a cabo la fabricación en Japón y Honda produce aproximadamente 150 piezas de repuesto original para la RC30 que cubren motor, chasis, carrocería y electrónica.

RC30 Forever

Este despliegue solo se entiende si conocemos que la legendaria Honda VFR 750R fue presentada en el Salón del Automóvil de Tokio en 1987 y llegó a Europa en 1988. Limitada a cerca de 5.000 unidades, fue creada para cumplir con las reglas de homologación para competir en el recién formado Campeonato Mundial de Superbikes.

Otro detalle es que fue construida a mano en la fábrica de Hamamatsu presentaba la tecnología más avanzada de la época. Los ingenieros de desarrollo de Honda hicieron un uso profuso de materiales exóticos como fibra de carbono, Kevlar y magnesio en toda la moto. En el motor montó bielas de titanio y un embrague antirrebote las ruedas y frenos estaban diseñados para el intercambio rápido y la suspensión trasera exhibía el inconfundible basculante Pro-arm de un solo brazo que tanto ayudaba con los cambios rápidos durante las carreras.

RC30 Forever

Por todo ello se comprende la dedicación de Honda en esta labor que resulta en que las piezas estarán disponibles para pedir a través de concesionarios en toda Europa a partir de mayo de 2021. Honda añade que las ventas estarán sujetas a disponibilidad limitada de stock y no se descarta y se espera que Honda siga añadiendo a su plan de conservación otros modelos legendarios.

En Motorpasión Moto | Cuando las motos bicilíndricas dominaron el mundial de Superbikes: cuatro bestias que marcaron la era dorada del WSBK

Temas
Inicio