Compartir
Publicidad
Publicidad

Montesa Fura, scooter fallido de la marca española

Montesa Fura, scooter fallido de la marca española
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Corría el año 1958 cuando Montesa, espoleada por el bombazo que estaba siendo la Vespa y Lambretta en España y en toda Europa, decidió tirarse al ruedo de los Scooter y presentó en el Salón de Ginebra el Montesa Fura. Aunque realmente se trataba de una moto carrozada ya que Montesa no contaba con la tecnología ni los medios para realizar la estampación de chapa al estilo de Vespa ni de Lambretta. Lo que si disponía Montesa era de una tecnología en el apartado de motores que muchos quisieran para su propia marca.

Montesa fabricó un Scooter con chapa de acero de 0.8 mm de espesor. Esta chapa iba simplemente doblada en forma de U invertida con una serie de tirantes que reforzaban la estructura. El motor procedía de la Montesa Brío 110 con cambio de tres velocidades accionado desde el manillar como sus competidoras. Aunque en este caso el motor oscilaba solidario con el basculante y para agilizar su mantenimiento se podía desmontar con un solo pasador. Y si no necesitabas hacer grandes reparaciones podías acceder a la bujía, la batería, el carburador o el embrague mediante unas trampillas laterales.

Entre las soluciones interesantes que contaba el Montesa Fura destacaba el sistema de sujeción de los asientos, que iban sobre unas guías metálicas sujetos por palomillas que permitían ajustar la distancia del asiento al manillar. Incluso se podía instalar hasta un tercer asiento en esas guías, o una rueda de recambio tan necesaria en la época.

El principal problema es que la Montesa Fura era demasiado grande y pesada para lo que se llevaba en la época. A pesar de los 8 CV de su motor de casi 150 cc que en la época eran muchos comparados con sus rivales italianas fabricadas bajo licencia en nuestro país. Ni las ruedas de 12 pulgadas ni los 15 litros de su depósito fueron suficientes para convencer a los posibles clientes, con lo que se abandonó el proyecto.

Parece que el nombre Fura lleva algún tipo de maldición, porque muchos años después otra empresa española sacó otro Fura que también fue un relativo fracaso. Aunque Montesa reutilizó luego ese nombre para otro modelo de pequeña cilindrada pero eso ya es otra historia. Podemos decir que Montesa se adelantó a su tiempo, porque si la comparamos con los Scooter actuales no parece ni tan grande ni tan pesada. Por desgracia se conservan muy pocas unidades de la Montesa Fura, con lo que conseguir una foto en condiciones es aún más complicado.

Foto vía | Vespadicto Vía | Top 10x10 Motos (Ed. Biblock)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos