Compartir
Publicidad

Keanu Reeves cambiará las motos por un caballo en 'John Wick: Parabellum', y seguirá siendo letal

Keanu Reeves cambiará las motos por un caballo en 'John Wick: Parabellum', y seguirá siendo letal
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al bueno de Keanu Reeves le conocemos de sobra por estos lares. El actor de origen canadiense de 53 años es un gran aficionado a las motos, tiene su propia marca (ARCH Motorcycle) y cuando tiene la ocasión no pierde la ocasión de subirse a motos tan especiales como las Vyrus en circuito con Nico Terol o subir la colina de Goodwood.

Para el rodaje de la tercera parte de 'John Wick', Reeves mantendrá su cruzada matando sin piedad a un montón de tipos malos porque alguien mató a su perro en la primera parte de la que el 17 de mayo de 2019 se convertirá en una trilogía. No faltarán las escenas de persecución pero esta vez Reeves cambiará las motos por un caballo.

Las motos no tienen nada que hacer contra John Wick montado a caballo

Dejando al margen la decisión de Wick por elegir un caballo para una escena de persecución, que el animal no es que sea muy competitivo contra cualquier otro vehículo a motor y que además la escena se realiza sobre asfalto, quienes sí han escogido bien han sido los malos, montados en sendas motocicletas.

Por si no te has fijado en el vídeo, las motos de los malos no hacen apenas ruido, y es que se trata de dos Zero DSR. Son motos eléctricas, por lo que intuimos que John Wick se enfrentará a una especie de mafia ecologista. Montados sobre las DSR de hasta 69 CV y autonomía de hasta 262 km, suponemos que los perseguidores acabarán muertos como casi todo el mundo que aparece en las cintas, por supuesto.

John Wick Keanu Reeves

Para cuidar las pezuñas del equino resulta curioso ver que el equipo de producción ha recubierto la calzada con una especie de tela acolchada sobre la que el caballo pueda galopar sin dañarse los zapatos. Esto parece que no es la mejor solución para las motos porque cuando llega la hora de frenar el suelo se arruga debajo de las ruedas.

De todas maneras es un poco indiferente. Conociendo la trayectoria del exsicario de la mafia rusa es altamente probable que los motoristas fallezcan antes de tocar el suelo en caso de caída. En cualquier caso, por favor, que no le pongan el sonido de una moto de combustión y se convierta en un espectáculo ridículo como este.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio