Compartir
Publicidad

Bud Spencer y Terence Hill en moto: duelo épico y absurdo a partes iguales

Bud Spencer y Terence Hill en moto: duelo épico y absurdo a partes iguales
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La historia del cine la podemos contemplar desde muchos prismas diferentes, pero a nosotros lo que nos toca es hablar de motos, o al menos para eso estamos aquí. Y no se vosotros, pero uno de mis primeros recuerdos de películas en casa era ver las películas tan violentas como absurdas de Bud Spencer y Terence Hill que tanto le gustaban a mi padre.

No se por qué, pero me ha resultado muy emotivo cuando he encontrado por la red el vídeo que os traigo hoy extraído del largometraje Y si no, nos enfadamos de 1974. Me he transportado por unos minutos a una época más feliz en la que mi mayor preocupación era esperar a que llegara mi padre de trabajar para afeitarme con él (sin cuchilla) y sentarme en el salón a ver una de estas hilarantes películas con guiños al cine mudo.

La moto sobre la que aparecía Terence Hill era una fantástica Ossa AE-73 Enduro 250 de 1973, un modelo muy prestacional para la época que tuvo bastante éxito en el mercado americano. Era una versión más evolucionada que la AE-72, un modelo que salió el año anterior y más "común".

Ossa

Estaba propulsada por un motor monocilíndrico de dos tiempos de 250 centímetros cúbicos y refrigerada por aire. Su mecánica simple y robusta era capaz de propulsarla por encima de los 130 km/h y hacer diabluras con ella por el campo.

Infinitamente más curiosa aún era la moto que en esta película llevaba Bud Spencer. Era una Motozodiaco Tuareg 223-2, una especie de engendro italiano producido entre 1972 y 1975 con motor Jlo JF250 de dos tiempos que producía 15,5 cv a 6.000 vueltas. Para el arranque se recurría a un tirador de cuerda (sí, como los cortacésped), refrigeración por aire forzada y transmisión por variador y cadena.

Motozodiaco

Aunque parezca una moto torpe era capaz de sobrepasar la barrera de los 100 kilómetros por hora gracias a un peso relativamente contenido de 108 kilos (sin Bud). Esta moto tan curiosa tenía ciertas similitudes con la Rokon de doble tracción que ya pudisteis ver hace tiempo por estas páginas.

Como todos los vehículos que terminan saliendo en el cine o en la televisión, estas unidades concretas son muy cotizadas por su aparición en esta película, pero especialmente la Motozodiaco debido a su pinta tan rara y a la exclusividad de las pocas unidades que había disponibles.

Por cierto, en el otro lado del ring, quizá un nombre que os suene: las dos motos de los malos son sendas Ducati Scrambler de la época.

Vídeo | Youtube
Fotos | Kijiji, Vintaje Dirt Bike Parts

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio