Compartir
Publicidad

Yamaha DT50 MX Cocaine White, blanca y rápida

Yamaha DT50 MX Cocaine White, blanca y rápida
4 Comentarios
Publicidad

Cuando un servidor era bastante más joven, una de las motos que aspirabas a conducir cuando te sacaras el carne A1 era la Yamaha DT80. Era esta una de las primeras motos japonesas que llegaban al mercado español y que los más jóvenes podíamos conducir (si el bolsillo de nuestros padres alcanzaba para pagar la letra). Más que nada porque la mayoría nos teníamos que conformar con un Vespino (sin cesta, por favor) o una Derbi Variant (trucada, por favor). Al ver el resultado final que ha conseguido Hakan Persson con una Yamaha DT50 MX no he podido resistirme a "robar" al menos un par de fotos de su trabajo.

Cuenta Hakan Persson que cuando compró la moto prácticamente no funcionaba nada en ella, pero su perseverancia y buen hacer fue capaz de ponerla en marcha y con un poco de tiempo más la ha transformado en la moto que vemos. El depósito procede de una Crescent 1209 y la base del asiento es una tabla de Skate que la madre de Hakan tapizó para su hijo.

Yamaha DT50 MX Cocaine White

En la parte mecánica se instaló un pistón mejor (Sic), la culata fue rebajada y el cambio fue retocado. El faro delantero procede de un Fiat 125 (en la vida había oído hablar de ese modelo) y el grafitti del depósito, del que proviene el nombre, se lo debe a un amigo que se prestó a decorar la moto. La creación de la moto tiene al menos un año, pero el resultado es espectacular. La imagen de Street Tracker combinada con el tamaño de una BMX queda de lo más interesante.

Vía | Silodrome; Pipeburn

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio