Compartir
Publicidad

Rizoma apuesta todo al negro con la Yamaha MT-07

Rizoma apuesta todo al negro con la Yamaha MT-07
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vamos a ser malos. Como sabemos que tenéis unas ganas terribles que os contemos nuestras sensaciones sobre la nueva Yamaha MT-07, haremos que la espera sea un poco más amena (o que crezca aun más la ansiedad) hablando de la línea de accesorios que Rizoma ha lanzado para el modelo medio de la marca de Iwata. La hermana mayor, la MT-09 que también probamos, ya pasó por su departamento de diseño hace unos meses.

El propósito es claro: aumentar el atrevimiento y anticonformismo de un modelo que ya, según ha salido del concesionario, no deja indiferente a nadie por su tamaño minimalista y sus agresivas líneas en todos los sentidos.

Yamaha MT-07

Empezamos con el primero de los elementos, las estriberas PRO y B-PRO. Fabricadas en aluminio a partir de un bloque sólido, las PRO cuenta con un doble mecanizado para aumentar el agarre además de una ranura para que por ella se elimine aquellos residuos que podamos tener en la suela.

Por otro lado, las B-PRO cuenta con el mismo proceso de fabricación pero su forma es diferente, mucho más redondeada además de contar con un slider intercambiable para evitar su deterioro en caso de una caída. El precio es de 49 y 69 euros respectivamente el par.

Yamaha MT-07

Nos fijamos ahora en las protecciones instaladas en el eje de las llantas y el motor (B-PRO), realizados en aluminio y Delrin, un material termoplástico de gran resistencia que permite proteger la Yamaha MT-07 de un ocasional arrastrón sin que por ello esté reñido con el diseño. Su precio es de 79 y 99 euros respecivamente.

Uno de los elementos más llamativos es la cúpula, sobre todo en su versión de aluminio, más cara que la de policarbonato pero mucho menos vista y que imprime un diseño más agresivo al frontal. 149 y 289 euros son sus precios respectivamente.

Yamaha MT-07

El último elemento en el que entraremos en detalle es el soporte para la matrícula FOX, regulable en altura e inclinación y fabricado en aluminio. En el conjunto se integra todo lo necesario para no tener problemas en carretera, tales como la iluminación tipo LED, los soportes para los intermitentes traseros y los catadióptricos. Su precio es de 129 euros.

Además, Rizoma cuenta con otros accesorios, tanto específicos como universales tales como el manillar cónico, las manetas de embrague y freno, la tapa del depósito de combustible, líquido de freno y aceite de motor así como un kit de adhesivos específico que podéis consultar en el enlace final.

Más información | Rizoma

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio