Compartir
Publicidad

Kymco Xciting 400i, prueba (características y curiosidades)

Kymco Xciting 400i, prueba (características y curiosidades)
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días, fuimos invitados por Kymco para la presentación de su nuevo buque insignia: el Kymco Xciting 400i. Este nuevo megascooter viene a sustituir a una de las referencias del segmento, el Kymco Xciting 500, por lo que desde el principio no lo iba a tener nada fácil. Aun así, la gente de Kymco se ha arriesgado al máximo y han decidido crear un nuevo modelo partiendo de una hoja en blanco pero que con solo mirarlo recuerde inmediatamente a su antecesor.

Y cuando decimos partir de una hoja en blanco es precisamente eso. Nada se ha reutilizado. El bastidor es de nueva factura, la carrocería también e incluso el motor. No penséis que se trata del SK60 de 300 cc que montan los Kymco Super Dink o los Kymco K-XCT (que probamos para vosotros). El nuevo motor, denominado SK80 también es completamente nuevo, incorporando un montón de nuevas soluciones como luego veremos.

Kymco Xciting 400i, nuevo y mucho mejor

Kymco Xciting 400i

Dicen que si algo funciona, mejor no lo toques. En este caso, la filosofía de Kymco no pasa por ahí y vaya que si se han metido a fondo con el nuevo Kymco Xciting 400i. Puestos a hacerlo nuevo, ni tan siquiera mantiene la cilindrada anterior ya que se ha visto reducida en nada menos que un 20%. Pero este downsizing como se dice ahora no redunda en sus prestaciones ni su comportamiento ya que ahora es netamente superior.

Vamos a coger el nuevo Xciting y lo desmontamos para quedarnos con el bastidor. Este es de tipo doble estructura, un concepto muy similar a los chasis perimetrales de doble cuna de las motocicletas. Dos tubos de acero recorren cada lateral para acabar los cuatro convergiendo en la pipa de la dirección y utilizando refuerzos de cartelas y otros tubos transversales para conseguir la rigidez completa del conjunto.

Este nuevo chasis es más pequeño que su antecesor. Concretamente 30 mm más corto en longitud total y 5 mm en distancia entre ejes. Pero donde de verdad se ha conseguido un paso hacia adelante además de en la rigidez y estabilidad es en el peso. Nada menos que 22 kilos ha adelgazado el nuevo Kymco Xciting 400i.

Kymco Xciting 400i

Si pasamos ahora a la parte exterior, la carrocería, de nuevo se ha recurrido al estudio de diseño Arkema comandado por el diseñador italiano Massimo Zamboni. Sobre su tablero de dibujo también recayeron los Kymco Super Dink, Agility City o incluso el propio Kymco K-XCT. Pero en esta ocasión lo tenía un poco más complicado porque su imaginación no podía volar todo lo que quisiese ya que en el fondo se buscaba un diseño que recordase al anterior Xciting.

Las ópticas tienen el aire de familia de la marca ya visto en otros modelos como el Super Dink o el K-XCT. Una mirada agresiva que se potencia con el parabrisas bajo negro y la estilizada zaga. Doble óptica iluminada por bombillas halógenas HS1 que incorpora cada una en su parte inferior una doble hilera de 9 diodos LED de alta intensidad para destacarse incluso con iluminación diurna. Detrás, toda las luces son LED: tres guías luminosas para la posición y otros seis para el freno. A los laterales se integran los intermitentes con matrices de once luces.

Kymco Xciting 400i, el monocilíndrico más potente en un scooter de 400 cc cobra vida

Kymco Xciting 400i

Si en algo han echado el resto ha sido en el nuevo motor de 400 cc, el SK80. Por méritos propios se convierte en el monocilíndrico de esa cilindrada más potente fabricado e instalado en un scooter hasta la fecha. Y digo en un scooter porque hay un motor que lo supera: el del Peugeot Metropolis, pero este cuenta con una rueda más por lo que no entra en la misma categoría.

Y es que a pesar de disminuir la cilindrada en un 20% como decíamos, y que el motor sea incluso más pequeño que su propulsor de 300 cc (de ahí que no se haya aprovechado nada), la diferencia de potencia entre el Xciting de 500 y el nuevo Kymco Xciting 400i es de solamente 1,4 cv. Se pasa de 37,4 cv a 36 cv pero con un peso 22 kilos inferior con lo que las prestaciones en aceleración son superiores para el nuevo modelo.

Con un par de 37 Nm a 6.000 vueltas y 35 cv ya desde sólo 5.000 vueltas que se mantienen empujando constantemente durante otras 2.500 vueltas antes de llegar a su pico máximo, las prestaciones en carretera estarán a la altura de todo un scooter con aspiraciones muy deportivas.

Internamente el motor del Kymco Xciting 400i cuenta con los últimos materiales: magnesio para el cilindro y nikasil para el recubrimiento interior del cilindro. La culata es de cuatro válvulas, con las de admisión sobredimensionadas hasta los 32 mm para conseguir un mejor llenado, y el pistón, aligerado, cuenta con una disposición “offset cylinder” para mejor aprovechamiento de la energía de la combustión. El sistema de inyección electrónica ha sido desarrollado en colaboración con la firma japonesa Keihin, como también ocurre con el SK60 de 300 cc. Con ello se consigue durabilidad mecánica, suavidad en el funcionamiento y bajas emisiones (cumple con la Euro4), también gracias a las mínimas fricciones internas.

El SK80 no cuenta con ninguna arandela de ajuste en su interior. Su tolerancias en cuanto a la fabricación consiguen que su ajuste sea perfecto en todos los lugares. En el accionamiento de válvulas, se incorporan rodamientos en los apoyos del árbol de levas y en los balancines así como nuevos casquillos en la bancada del cigüeñal, que es más ligero y con menos inercias. Además, un nuevo eje de equilibrado elimina casi por completo las vibraciones.

Kymco Xciting 400i

Otras piezas por el contrario han reducido sus dimensiones, como los piñones. Su menor peso consiguen que el ruido y las vibraciones sean menores en la trasmisión. El variador cuenta con guías nuevas en acero aligerado en vez de plásticas que dan menos ruido y desgaste pero a la vez una mejor salida desde parado.

El embrague es más pequeño que el que se monta en la Super Dink 300, con un menor peso en la campana y un ferodo más pequeño. Su temperatura de funcionamiento, uno de los quebraderos de cabeza para los ingenieros es ahora menor lo que le da una mayor durabilidad y unos menores tirones y ruidos con el paso del tiempo.

El alternador se ha construido de forma que asegure un suministro de 13,5 V al ralentí con todos los dispositivos eléctricos funcionando al cien por cien. Con ello se puede montar una batería más pequeña, ayudado a su vez porque en el momento de arranque, un mecanismo presiona una de las válvulas de escape haciendo de descompresor y consiguiendo que el motor de arranque haga menos esfuerzos.

Por ultimo, el radiador no está vertical sino que se ha buscado una posición de forma que el aire desplazado por la aleta delantera incida perpendicularmente sobre él. Para evitar efectos no deseados con el calor en el interior de la carrocería, este se envía a la quilla por donde sale al exterior, permitiendo una mejor refrigeración del motor que en un scooter siempre es más crítica que en una motocicleta.

Kymco Xciting 400i, una nueva parte de ciclo y mayor carga

Kymco Xciting 400i

El Kymco Xciting 400i cuenta con una suspensión delantera muy similar al de las motos, con una horquilla de 41 mm (un milímetro mayor que la que llevaba la Xciting 500) y doble tija para conseguir una mayor rigidez. Su recorrido también ha crecido hasta los 110 mm con el fin de darle suficiente confort para uso en ciudad.

Detrás cuenta con el tradicional doble amortiguador que mejora su eficiencia gracias al menor peso del motor. El muelle helicoidal de paso variable es ajustable en precarga en cinco posiciones con un recorrido de 107 milímetros en total.

Si nos fijamos en los frenos, nos habrá llamado la atención ya que vemos un doble disco “wave” de 280 mm (20 mm más) con sendas pinzas radiales, algo para nada común en un scooter. Detrás, el común disco de 240 mm con pinza de doble pistón y accionamiento mecánico para el freno de mano. En ambos trenes, latiguillos metálicos como es habitual en Kymco y manetas regulables en ambos frenos.

Kymco Xciting 400i

Para acabar, el espacio bajo el asiento es mayor, de hasta 42,7 litros de capacidad. Suficiente para un casco integral y otro de tipo jet o incluso un portátil de 15 pulgadas de tamaño. Su aguante frente a los amigos de lo ajeno se consigue con un doble cierre, bisagra anclada al propio bastidor y cable blindado desde la cerradura.

La iluminación se consigue con una óptica LED que utiliza un interruptor crepuscular que evita fallos cuando lo cerramos y que se pueda quedar encendida, agotándonos la batería. Además y como novedad, la apertura una vez dado a la cerradura es automática gracias a dos cilindros neumáticos alojados en la bisagra que además no estorban al introducir objetos. Tras el escudo, una guantera en la parte izquierda con una toma de 12 V permite introducir esos pequeños objetos que llevamos en nuestros bolsillos.

La instrumentación es analógica y digital. Un cuentarevoluciones tarado hasta las 10.000 vueltas y una pantalla digital con presencia destacable de la velocidad para que la podamos ver inmediatamente. Reloj horario, odómetro, dos parciales e indicadores del nivel de gasolina y temperatura además de los testigos habituales (incluso uno del uso de la toma de 12 V) completan el conjunto.

Creo que no nos olvidamos de nada más. Yo no sé tú pero yo, con la sierra de Córdoba a mi disposición, estoy deseando probar el Kymco Xciting 400i mañana.

Continuará...

Siguiente parte | Kymco Xciting 400i, prueba (conducción en ciudad, carretera y autopista)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio