Publicidad

Ya lo decía Einstein, la estupidez humana no tiene límites, y en carretera menos aún

Ya lo decía Einstein, la estupidez humana no tiene límites, y en carretera menos aún
3 comentarios

Cabezabuques los hay de muchos tipos, pero lo peor es cuando se juntan varios. Este no es el primer caso de un conductor de coche que se enzarza con una moto y viceversa, pero nunca me deja de sorprender. Lo primero es que no sabemos lo que ha pasado anteriormente porque los dos protagonistas del vídeo ya debían haber tenido un encontronazo previo.

Igualmente, el de la moto increpa al coche por la ventanilla cruzando una línea continua y hasta le suelta un puñetazo después del primer amago de volantazo del conductor del Ford Mustang. En el otro lado del ring, el propio conductor del Mustang que tiene la feliz idea de... sí, justo lo que estabas pensando.

Consejo: si eres un motorista y te ves en esa situación, limítate a seguir con tu camino. Adelanta cuando puedas al coche y olvídate. Como acabamos de ver, aunque la culpa de la discusión hubiera sido del conductor del Mustang, el que tiene más de perder es el motorista. Déjale y no la líes más de la cuenta.

Por suerte, el coche de detrás grabó lo sucedido y ahora podrá reclamar a la policía con las imágenes de la cámara. De no haber estado ese coche ahí ahora tendría un problema muy grave, no creo que le diera tiempo a apuntar la matrícula. Aunque para eso tendría que reconocer que también estaba haciendo las cosas bastante mal.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio