Compartir
Publicidad

Ración de vueltas al Nürburgring Nordschleife, con dos narices

Ración de vueltas al Nürburgring Nordschleife, con dos narices
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad


No es una vuelta digamos reglamentaria, porque como podréis ver a lo largo de todo el vídeo en el Nürbrgring Nordschleife hay tráfico y momentos en los que se afloja un poco el ritmo por precaución, así que lo de vuelta rápida lo entenderemos como lo que es. Parece ser por lo que he visto, que hay pocas vueltas grabadas completas y que por tanto, no hay demasiados registros, siendo este uno de los más rápidos. El registro de 7’26.610 seguramente podría haber sido rebajado en 10 segundos (por lo menos, a ojo de buen cubero) sin tráfico, pero en sí mismo ya parece más que suficiente para decir que has pasado por Nordschleife como una centella.

Tampoco es una vuelta 100% completa porque el tiempo empieza a contar en una curva (que pertenece a la zona final del circuito) y para de contar como un kilómetro, a ojo, por detrás. Pero la vuelta vale la pena. A mí ya me impresiona ver las vueltas rápidas en coche, especialmente una que pude ver de noche, pero en moto, conociendo bastante el circuito te sorprende la ración de gónadas que hay que ponerle al asunto para ir a saco en moto.

Sea como sea, vale la pena echarle un vistazo, algo más de ocho minutos de vídeo y un circuito sin parangón metido en un bosque precioso, lleno de curvas y realmente parece carretera abierta, pero “ligeramente” más seguro. Puede que alguna curva se pueda hacer mejor, apretar más en algún punto… pero en general, y con ese tráfco en determinadas zonas, chapeau. El motorista no ha revelado su identidad, y no sabría decir el modelo con el que se ha lanzado al Nordschleife. ¡A ver si vosotros!

Bonus track: claramente más rápida que una Kawasaki ZX-10R sin tráfico

No es por comparar con malas intenciones, pero la vuelta que vamos a ver a continuación es sensiblemente más lenta que la de antes por varias cosas: el piloto es Tim Röthig, profesional, y pilota una Kawasaki ZX-10R que lleva montada una cámara giroscópica (impresiona todo y más) y además ha conseguido que le dejen el circuito vacío para dar un par de vueltas. Y hace un tiempo más lento que el misterioso piloto anónimo de antes. Ahora sí, para quitarse el sombrero o lo que queda de él.

Vía | Ocho mil Vueltas (Facebook) >> Bridge to Cantry

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos